//
estás leyendo...
Belleza y bienestar, Infantil, Portada

¿Cuándo debe mi hijo dormir en su propia habitación?

Hace poco me reencontré con una compañera de trabajo que tiene un hijo de casi dos años. Mi compañera y su marido son unos padres muy cariñosos y sensibles a las necesidades de su hijo, que es encantador y muy sociable. A la hora de la siesta, mi amiga me comentó que todavía duerme con ellos y me preguntó mi opinión como psicóloga. Como es una duda bastante común entre los padres, decidí escribir al respecto.

En primer lugar, hay que decir que ningún padre quiere que su hijo lo pase mal y muchas veces, desde el cariño, se mantiene al niño en la habitación de los padres para que no sufra. Y es cierto que el niño prediere dormir con los padres, pero no todo lo que prefiere es siempre lo mejor para él. Hay ciertas conductas en las que es más fácil ver esto. Por ejemplo, en la comida es muy fácil ver que lo que el niño prefiere, no es lo mejor para él. Con el sueño, sin embargo, no es tan fácil de ver.

Dormir solo es una actividad muy saludable a nivel psicológico, que le provee de mecanismos de afrontamiento de la angustia propios. Cuando el bebé es recién nacido, los padres proveen al niño de un sistema de regulación adecuado, para ir paulatinamente dando oportunidades para que el niño las genere. Una de esas oportunidades es aprender a dormir solo.

Así que en algún momento hay que dejar que el bebé duerma solo, pero ¿cuál es la mejor forma para hacer este cambio? En este momento están de moda métodos en los que aconsejan a los padres que dejen a su bebé llorando en la habitación. En mi opinión (y en la de otros expertos) hay otra manera más adecuada de realizar este cambio haciéndolo de una forma más progresiva, buscando la forma en la que vuestro bebé y vosotros os sintáis más cómodos y se ajuste a vuestra situación. Por ejemplo, mis amigos me propusieron que los primeros días alguno se quedara a dormir con su hijo en su propio cuarto, una idea maravillosa. Después, uno puede quedarse hasta que se duerma, contándole un cuento o cantando una nana. Ayuda tener una rutina fija antes de acostarse, el beso de buenas noches… Cada niño suele tener un peluche o una mantita por la que siente un amor especial, que sería muy recomendable que estuviera con él en la cama. Pero aunque estos consejos son generales, hay que ser flexible y ver qué es lo adecuado para tu bebé.

Con respecto al momento, sería aconsejable que no coincidiera con una época de grandes cambios en la vida del niño, como nacimiento de un hermano, mudanzas, etc. Si el niño ya es un poco mayor y le está costando, un consejo puede ser renovar un poco la habitación de cara a hacerla más divertida y apetecible a los ojos de un niño, si es posible con su colaboración.

Bebé durmiendo 2

Imagen destaca e imagen de pie de artículo de David Castillo Dominici, de FreeDigitalPhotos.net.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

DDDieta

DDDieta

Asesoramiento nutricional.

Paula Coto Translations

http://www.paulacototranslations.wordpress.com/

Traducciones de inglés, francés, italiano y portugués a español.

Words & Metrics: Connecting cultures!

Words & Metrics

Words & Metrics ofrece soluciones de marketing, comunicación e internacionalización.

Últimas novedades y libros más vendidos

es_assoc_19-08-14_ultimas-novedades-libros_160x600

A %d blogueros les gusta esto: