//
estás leyendo...
Cultura y entretenimiento, Las clases de Laura, Portada

Los temidos exámenes de septiembre

Cada vez son más los estudiantes de enseñanza media y Bachillerato que tienen que presentarse a los exámenes de septiembre porque han suspendido una o varias asignaturas.  Por tanto, durante estos meses de verano tienen que seguir estudiando e incluso, en muchos casos, empezar a estudiar. Para conseguir unos buenos resultados académicos en septiembre y evitar pasar de cursos con asignaturas pendientes o, directamente, no promocionar, debemos tener en cuenta algunos consejos que compartimos a continuación.

1. Conocer las causas del suspenso

Las razones por las que un alumno de estas edades puede suspender una asignatura pueden ser variadas. Puede que no haya estudiado lo suficiente, no comprenda bien lo que se explica en clase, sea un alumno desmotivado por lo que no tiene interés en la materia, no le guste estudiar lo más mínimo ni sienta la necesidad de hacerlo, no tenga buenos hábitos de estudio, tenga problemas familiares o personales que afecten a su rendimiento, pueda ser víctima del acoso escolar, etc. Las causas de los fracasos escolares pueden ser muy amplias. Sin embargo, es necesario detectar cuál es el problema o los problemas que han llevado ahí. Para ello es muy recomendable mantener una relación de comunicación fluida con el tutor del curos y habernos reunido con él. Es un profesional que está comunicado con el grupo de profesores de nuestro hijo y que, por tanto, conoce la problemática del mismo. Tener confianza y respeto profesional hacia él será fundamental para poder ayudar a nuestro hijo.

2. Programar un calendario de estudio

Si una de las causas de los suspensos es claramente la falta de trabajo, la vagancia de nuestro hijo, tenemos que acordar con él un calendario de trabajo cerrado. Es decir, tiene que tener un horario cerrado (unas horas al día fijadas para el estudio) y saber cuánto tiempo va a dedicar a cada asignatura y a qué tareas. La improvisación es el peor error que podemos cometer.

3. Marcar rutinas de trabajo

Dentro de las técnicas de estudio más convenientes, la rutina de trabajo es, sin duda, un elemento necesario. Aunque a veces nos cueste reconocerlo, las personas somos “animales de costumbres” y, por tanto, repetimos patrones de conducta asociados a actividades que realizamos asiduamente. Por eso, es importante incluir estas reiteraciones en nuestra vida cotidiana. Es importante, en la medida de lo posible, que el estudiante trabaje durante las mismas horas del día, en el mismo espacio y con las mismas condiciones. Es positivo igualmente que mantenga un horario de sueño estable: una hora aproximada para acostarse y para levantarse. No es recomendable acostarse excesivamente tarde, porque luego el estudiante no querrá levantarse antes de las once o las doce de la mañana. En verano, las horas de la primera hora de la mañana son las mejores para estudiar y, si el estudiante se levanta tarde, perdería el aprovechamiento de las mismas.

4. Controlar es necesario

No debemos tener miedo al “control” de nuestros hijos. Nosotros somos los principales responsables de ellos. Controlar no es vigilar como un policía, ni hacer a nuestros hijos la vida imposible, ni ser malos padres. Más bien, la falta de control nos hace negligentes y es entonces, cuando podemos causar un grave daño a nuestros hijos.

En la adolescencia, nuestros hijos, en muchos casos, no son maduros, ni están preparados para tomas las mejores decisiones. En muchos casos, sus gustos o preferencias priman sobre sus obligaciones. Son muchos los casos de hijos que mienten a sus padres en relación a los estudios. No podemos simplemente preguntar si han estudiado y con un simple “si” estar tranquilos. Por muy pesado y controlador que pueda parecer, es necesario controlar el tiempo de estudio, quitar el móvil y los dispositivos electrónicos del control de nuestros hijos en las horas de estudio y controlar la realización de las tareas o el conocimiento del estudio. Los adolescentes, en muchos casos, prometen y se comprometen sin ser conscientes de lo que hacen, simplemente por no escuchar el sermón de sus padres y después hacen lo que realmente quieren. Por tanto, no hay que tener una confianza mal entendida. La absurda frase: “Yo me fio de mi hijo” en muchos casos parte de una ingenuidad que sólo va a causar problemas.

5. Hacer responsable a nuestro hijo

Una de los principales problemas en la educación de los adolescentes actualmente es la falta de capacidad para hacerse responsables de sus actos y de ser coherentes con sus propias decisiones. Si nuestro hijo ha suspendido asignaturas y tiene que estudiar en verano, lo primero que debe entender es que esto no es un “castigo” gratuito. Tiene que estudiar durante el verano porque no lo ha hecho durante el año. Por lo tanto, las tareas de estudio son, ni más ni menos, el resultado de las decisiones que él mismo ha tomado durante el curso. Este aprendizaje no solo será útil en su trayectoria académica, sino que también serán buenas para su desarrollo personal y emocional. El éxito en su trayectoria dependerá mucho de este factor: ser responsable y valorar las consecuencias de sus propios actos.

6. Pedir ayuda

En algunas ocasiones, los padres deciden estudiar con sus hijos. Esta no es siempre la mejor opción, por varias razones que explicamos a continuación: en primer lugar, la relación entre padres e hijos se estable en torno a unos roles concretos, muy diferentes a los del profesor y el alumno. La dinámica que se ha creado no favorece el clima de estudio. En segundo lugar, en algunas ocasiones los padres aprendieron estos conocimientos en su BUP y COU, pero están muy lejos de recordarlos adecuadamente. En algunos casos, no es difícil encontrar a padres estresados porque tienen que “ponerse a estudiar” para explicar a los hijos los conceptos. Entonces, parece más sensato y práctico buscar la ayuda de un profesor, que domina la materia y la pedagogía.

7. Hablar con nuestros hijos

La comunicación es necesaria en todos los ámbitos de una convivencia. Aunque en la adolescencia las relaciones entre padres e hijos no son sencillas, debemos colaborar a ellas. Para eso, es necesario que nuestro hijo se sienta escuchado y atendido, que sepa claramente que nos importa y que, ante todo, que entienda que queremos ayudarlo. No podemos permitir que nos entienda como a un enemigo al que abatir y desesperar. En esta etapa es fácil que piense que siempre queremos fastidiarlo, no dejar que viva su vida o cosas peores. Solamente con nuestra templanza y con actos claros, entenderá que esto no es así. El tiempo y la madurez también colaborarán a este razonamiento.

Si se tienen en cuenta es breves pautas y una actitud positiva, la cuesta del verano será más llevadera y los resultados académicos que se lograrán en septiembre serán satisfactorios.

Acerca de @clasesdelaura - Laura Arroyo

Las clase de Laura nace para poder ofrecer al alumno una educación personaliza, a su ritmo, siempre con profesores especializados y con experiencia. Buscamos el mejor aprendizaje para cada necesidad. No dudes en consultarnos cualquier duda pedagógica que quieras resolver. Estaremos encantados de ayudarte. Nos puedes encontrar en el teléfono 692 923 859 o en laura@clasesdelaura.es

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

DDDieta

DDDieta

Asesoramiento nutricional.

La casa de las dos puertas

La casa de las dos puertas, de Jorge Martínez Ruiz

Mermelada de ballena

Mermelada de ballena, de Jorge Martínez Ruiz

Paula Coto Translations

http://www.paulacototranslations.wordpress.com/

Traducciones de inglés, francés, italiano y portugués a español.

Words & Metrics: Connecting cultures!

Words & Metrics

Words & Metrics ofrece soluciones de marketing, comunicación e internacionalización.

Las clases de Laura

Las Clases de Laura

Laura Arroyo te forma. ¡Síguela en @clasesdelaura!

Últimas novedades y libros más vendidos

es_assoc_19-08-14_ultimas-novedades-libros_160x600

A %d blogueros les gusta esto: