//
estás leyendo...
Belleza y bienestar, Portada

Hidratos de carbono: qué, cómo y cuándo

Los hidratos de carbono, también conocidos como glúcidos, son compuestos orgánicos formados por carbono, hidrógeno y oxígeno, presentes en mayor o menor medida en los alimentos. La glucosa junto con los lípidos, son responsables del aporte energético de nuestra dieta.

La capacidad del hígado para almacenar el exceso de glucosa en forma de glucógeno en el músculo y en el propio hígado es limitada, y cuando la ingesta excede los requerimientos del organismo, el excedente se transforma en grasa.

Es aquí, por tanto, donde debemos establecer el punto crítico de una dieta equilibrada. El consumo de hidratos de carbono debe ser proporcionado a nuestros requerimientos energéticos.

¿Qué tipo de carbohidratos consumir?

Existen dos tipos fundamentales de hidratos de carbono, los simples y los complejos. Entre los simples, tenemos los monosacáridos como glucosa y fructosa, y los disacáridos, como el azúcar. Los hidratos de carbono complejos están presentes en el arroz, la pasta, el pan, las legumbres, etc. Además de los anteriores tenemos la fibra, que está formada por hidratos de carbono no digeribles, en el que se incluyen la celulosa, la hemicelulosa, la pectina, el agar, etc.

Es aconsejable limitar el consumo de hidratos de carbono simples, azúcares y fruta; y consumir preferentemente hidratos de carbono complejos.

¿Cómo consumir los hidratos de carbono?

Deberíamos ingerir hidratos de carbono complejos ricos en fibra y con un bajo índice glicémico, para evitar la fabricación de grasa. Además, lo ideal sería consumirlos como acompañamiento de verduras u hortalizas y carne, pescado, marisco o huevos. De esta manera, tomaremos menos cantidad al mismo tiempo que incluimos alimentos saludables como proteínas, vitaminas, minerales, para obtener de esta manera una alimentación más equilibrada.

¿Cuándo consumir los hidratos de carbono?

Al estar relacionados con el metabolismo energético, deberíamos introducirlos en aquellos momentos del día en los que nos aporten la energía necesaria para afrontar nuestro día a día. El momento ideal, por tanto, sería en el desayuno o la comida. Evitarlos en la tarde-noche es fundamental.

En resumen, debemos consumir hidratos de carbono complejos de naturaleza integral, acompañando a carnes, pescados y verduras u hortalizas, en las primeras horas del día, evitando además, los azúcares simples, y de forma proporcional a nuestra actividad física.

Te resultará sencillo ponerlo en práctica. ¿Cuándo empezamos?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

DDDieta

DDDieta

Asesoramiento nutricional.

Paula Coto Translations

http://www.paulacototranslations.wordpress.com/

Traducciones de inglés, francés, italiano y portugués a español.

Words & Metrics: Connecting cultures!

Words & Metrics

Words & Metrics ofrece soluciones de marketing, comunicación e internacionalización.

Últimas novedades y libros más vendidos

es_assoc_19-08-14_ultimas-novedades-libros_160x600

A %d blogueros les gusta esto: