//
estás leyendo...
Belleza y bienestar, Portada

Ecpatía: el arte de no dejarse invadir por las emociones ajenas

Hoy es un día como otro cualquiera. Te despiertas de buen humor y no hay problemas ni complicaciones en el horizonte, de tal manera que la idea de salir a la calle te llena de satisfacción. Sin embargo, mientras bajas las escaleras con paso decidido, te topas con un vecino que supura malhumor; el ascensor no funciona y él va a llegar tarde al trabajo. Aunque tú haces todo lo posible por escabullirte de su ira, te corta el paso y comienza a despotricar amargamente sobre la comunidad y la mala gestión del edificio, hasta que finalmente acabas inundándote con su malestar. Apenas son las 8:30 de la mañana y tu espíritu de conquista se ha visto arrollado por un tren de mercancías emocional extraño que ha pasado por la boca de tu estómago y que se quedará en él durante bastante tiempo. ¡Justo lo contrario a cómo te sentías hace un momento! ¿Cómo puede ser?

Este relato es bastante común en nuestra cotidianidad y describe un episodio de lo que se denomina contagio emocional o emociones inducidas. Aunque pienses que hay personas especialistas en inducir y contagiar emociones, no estamos indefensos ante ellas, ya que tenemos las herramientas suficientes para compensarlas y sentirnos mejor.

Primeramente, el contagio emocional nunca debe de ser confundido con la empatía. Esta trata con la información valiosa que recibimos de otros. Si yo solo tengo en cuenta mis puntos de vista, mis deseos y mis propias emociones, la convivencia se vuelve desastrosa. Sin embargo, la empatía se queda incompleta sin la capacidad de gestionar el contagio emocional y compensarlo a través de otra cualidad mental: la ecpatía.

El término ‘ecpatía’ del griego Ekpatheia (“sentir fuera”), es propuesto en el año 2005 por el  catedrático José Luis Gonzalez de Rivera como “El proceso mental de percepción y exclusión activa de los sentimientos inducidos por otros”. Pero, ¿cómo puedo percibir y excluir al mismo tiempo los sentimientos de los demás? Ante todo, es importante que no confundamos este proceso mental con la frialdad que pueden tener algunas personas tristemente insensibles. Vivir la vida sin los sentimientos ajenos la hace aburrida y sin color, así que mejor ni lo desees.

Imaginemos que somos un bombero que tiene que salvar la vida a un niño que se encuentra en la tercera planta de un edificio y para llegar hasta él antes nos encontramos con la madre que se encuentra más abajo muerta de miedo e histérica. Lógicamente, una vez puesta a salvo la madre, podremos continuar nuestro camino y salvar al niño sin dejarnos contagiar por ella, aunque sintamos empatía. La ecpatía es la capacidad de activar los mecanismos mentales necesarios para poder priorizar nuestras mentas y compensar nuestra empatía. Así es como funciona.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos prácticos que pueden servirte para desarrollar esta capacidad y que puedes aplicar cada día:

  • Contacta a menudo con tus deseos, tus emociones y tus necesidades. A menudo nos cuesta ser conscientes de nuestras propias necesidades, incluso las más básicas. Vivimos de cara al exterior y muy frecuentemente esperando satisfacer expectativas de otros. Este ejercicio diario fortalece mi capacidad de mantenerme en mi eje a pesar del entorno.
  • Sé consciente de las emociones del otro junto con sus circunstancias. Ser empático supone ser capaz de darte cuenta de las emociones de los demás, pero también de sus diferentes escenarios. Es importante que distingas que el otro tiene un escenario diferente al tuyo y no es necesario que lo compartáis.
  • Aprende a devolver las emociones ajenas a su fuente. Durante bastante tiempo me dediqué a hacer cada día un ejercicio especial de visualización. En un momento tranquilo antes de dormir, visualizaba todos los conflictos y emociones ajenas que me había llevado conmigo a la cama y se los devolvía a su fuente, siendo más consciente de cuáles eran míos y cuáles no. También me dedicaba a liberar los procesos metales que se me habían activado con relación a estos hechos y siendo consciente de cómo me habían sacado de mi eje o de mi foco de atención.
  • Trabaja la culpa. Es uno de los sentimientos que más nos atan a la emociones inducidas. Recuerda que tienes derecho a sentirte como tú quieras y que no eres responsable de las emociones de los demás.

El contagio emocional no es empatía y muchos tenemos la tendencia a identificarnos y adaptar demasiado fácilmente las tonalidades emocionales de los demás. La práctica de la ecpatía te ayudará a volver a tu eje emocional y seguir el día desde tu propia realidad.

Recuerda que una autoestima saludable puede suponer un cambio fundamental en nuestra relación con los demás y en nuestra felicidad. Esperamos que con estos sencillos consejos de Ariadna Babarro Sastre puedas dar los primeros pasos para entender mejor cómo funciona y poder mejorarla. ¡Encuéntrala en www.e-motivity.es!

Fundación e-motivity

Fundación e-motivity

 

Para la redacción de este artículo, la autora ha consultado la bibliografía siguiente:

Gonzalez, J.L. (2005), Empatía y Ecpatia. Avances en Salud Mental Relacional. 4 (2), Bilbao: CORE Academic, Instituto de Psicoterapia. Recuperado de: http://www.bibliopsiquis.com/asmr/0402/ecpatia.pdf ).

Acerca de @PauCM91

http://about.me/paulacoto

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

DDDieta

DDDieta

Asesoramiento nutricional.

Paula Coto Translations

http://www.paulacototranslations.wordpress.com/

Traducciones de inglés, francés, italiano y portugués a español.

Words & Metrics: Connecting cultures!

Words & Metrics

Words & Metrics ofrece soluciones de marketing, comunicación e internacionalización.

Últimas novedades y libros más vendidos
A %d blogueros les gusta esto: