Los 5 mejores consejos para el cabello en verano
Los 5 mejores consejos para el cabello en verano FOTO - Europa Press
Comparte

Cinco consejos para preparar el cabello para el verano

El verano es la época del año en la que más sufre nuestro cabello, por la exposición al sol, la sal del agua de mar o el cloro de la piscina. Nuestro pelo se ve expuesto a multitud de agresiones externas que pueden deteriorarlo, haciendo que luzca sin vida, más seco, débil, quebradizo y apagado, pudiendo en ocasiones producirse caída del mismo.

Por eso, el doctor Carlos Portinha nos hace una serie de recomendaciones, que nos permitirá atenuar los daños y efectos negativos del verano que afectan por igual tanto al pelo como al cuero cabelludo. Estos son, según el doctor Portinha, los 5 tips definitivos que no debes dejar de lado:

1. HIDRATACIÓN

Las largas exposiciones al sol, al cloro de las piscinas o a la sal del mar, hacen que nuestro pelo se vea más seco y sin vitalidad. Para reducir al máximo estos efectos el Dr. Portinha afirma que “hidratar el cabello durante el verano es un aspecto fundamental, y es necesario utilizar productos que mejoren la estructura del cabello y que ayuden a devolver el brillo habitual de nuestro pelo”.

Asimismo, para seguir reduciendo estos efectos además de una adecuada hidratación “es necesario el uso de protectores solares con regularidad”. De esta manera conseguiremos tener protegido el cuero cabelludo a la exposición solar, ayudando a hidratarlo y reparando las fibras del cabello.

2. LAVADO Y SECADO DEL CUERO CABELLUDO

Otro de los aspectos clave para proteger el cabello en la época de verano, es teniendo un correcto lavado tanto antes como después de la exposición del pelo al sol, cloro o sal; como de la forma de secado al terminar.

Según el doctor Carlos Portinha es necesario mojar en agua el pelo antes de entrar en la piscina para que el cabello absorba menos agua de la misma y, por tanto, quede menos expuesto a sustancias, como el cloro y agentes antialgas. Además, para después del baño recomienda “lavar el pelo con agua tibia o fresca, ya que al utilizar agua caliente el cabello tiende a deshidratarse y puede llegar a ser perjudicial para las proteínas capilares”.

El agua del mar por su parte tiene muchas sales minerales y proteínas que tienen un efecto positivo en el pelo y cuero cabelludo, pero el exceso de sal puede dañar el pelo. Así que es muy importante que después de un baño de mar se lave bien el pelo con agua dulce, para quitar el exceso de sal acumulado en el cabello.

Al momento de lavarlo es importante el uso de máscaras hidratantes y champús, como el Prevent HA Insparya, que por tener ácido hialurónico confiere una hidratación eficaz a toda la fibra de cabello.

La forma en la que secamos el cuero cabelludo también es muy determinante, y aunque por el calor sea más cómodo dejar el pelo secar al aire, el uso de secador a un palmo de distancia y con aire frio o poco caliente, es la mejor alternativa.

3. ALIMENTACIÓN

Una correcta elección de los alimentos es siempre un tratamiento excelente para el cabello. Durante el verano, “es importante no olvidarse de alimentos como las sardinas, la caballa o las nueces, ricos en ácidos grasos omega 3 y omega 6, ya que la vitamina C mejora la circulación en el cuero cabelludo. Otros alimentos como la zanahoria, calabaza, melocotón y albaricoque, cuyos nutritivos carotenos también son cruciales para la prevención de la caspa y la caída. Y, por supuesto, beber mucha agua, es imprescindible para hidratar la estructura interna del cabello” asegura el doctor.

4. USO DE SOMBREROS Y GORRAS

El uso de sombreros y gorras también es muy beneficioso, ya que nos ayudan a proteger el cabello de los rayos del sol. Sin embargo, tampoco hay que hacer un uso excesivo, porque el cuero cabelludo también necesita una correcta ventilación y puede llegar a ser perjudicial.

5. EVITAR USO DE TINTTES

Los tintes, en general, dañan el cabello, por lo que recurrir a ellos en verano no es la decisión más acertada, teniendo en cuenta lo expuesto que está nuestro cabello en esta época. Tal y como indica el doctor, “después utilizar un tinte, el cabello está en su punto más vulnerable”. Por eso es recomendable evitar la piscina durante al menos una semana para que los compuestos químicos se asienten y así prevenir cualquier reacción química con el cloro y otros productos que pueden hacer que el pelo se tiña de verde, una decoloración prematura, deshidratación y rotura, entre otras consecuencias