Luis Enrique podría llevar a Diego Carlos al Mundial
Luis Enrique podría llevar a Diego Carlos al Mundial
Comparte

La Alemania de Flick, un gigante herido como desafío temprano para España

La selección de Alemania será el primer gran rival de España en el Mundial de Catar 2022, una cuatro veces campeona que llegará con la urgencia de asentar un proyecto nuevo de la mano de Hansi Flick en su banquillo, pero con un equipo sin duda fuerte y favorito.

‘La Roja’ se llevó la primera en la frente en el sorteo de la fase de grupos de la Copa del Mundo que arranca el 21 de noviembre, celebrado este viernes en Doha. España fue al Grupo E y del Bombo 2 le cayó uno de los peores rivales, Alemania, completando el grupo Japón y el que gane de Costa Rica y Nueva Zelanda.

La ‘Mannschaft’ terminó el ciclo (2006-2021) de Joachim Löw en la pasada Eurocopa perdiendo prestigio en esa cita francesa, donde no pasaron de octavos de final, y sobre todo antes en el Mundial 2018. Hace cuatro años, Alemania fue a Rusia como defensora del título y no pasó de la fase de grupos por primera vez en su historia.

El desgaste de Löw parecía ya evidente, a pesar de que las categorías inferiores seguían nutriendo a la absoluta de jóvenes talentos, y la derrota ante Inglaterra el pasado verano fue su último servicio. Flick, arquitecto de un Bayern campeón de todo, se hizo cargo de la selección con una reacción inmediata.

Desde aquella derrota ante los ingleses, el cuadro alemán no ha perdido un partido y culminó de manera aplastante su fase de clasificación para el Mundial, que terminó con 36 goles a favor y solo 4 en contra. La hora de la verdad sin embargo será en Catar, en busca de uno de los billetes a octavos de final.

Musiala y Wirtz son de esas perlas en el fútbol alemán, mientras que los compañeros en el Chelsea, Havertz y Werner, son la referencia ofensiva del equipo de Flick. La confianza del técnico ex del Bayern reside en una generación ya asentada liderada por Sané, Adeyemi, Gnabry y Kimmich, mucha calidad para cambiar la dinámica, aunque en defensa no es un equipo del todo fiable.

La campeona del mundo en 2014 por última vez se medirá a España en el segundo partido, el 27 de noviembre, con el mal recuerdo del último encuentro. El cuadro alemán se llevó un 6-0 histórico en Sevilla hace dos años, en la primera gran exhibición del equipo de Luis Enrique y seguramente punto de inflexión para ambos.

El duelo de gigantes dio confianza a España y su gran renovación, mientras confirmó el bajón alemán. Con ocho meses aún para que llegue el Mundial, son muchas incógnitas por resolver, pero los de Flick tendrán el hambre de devolver a su selección a su lugar histórico, algo que España ya logró en parte en la Euro 2020.