Ana Rosa Quintana reaparece tras su cáncer de mama
Ana Rosa Quintana reaparece tras su cáncer de mama
Comparte

Ana Rosa Quintana desvela secretos de su tratamiento

Hace casi seis meses que Ana Rosa Quintana desvelaba en su programa que le habían detectado un carcinoma de pecho y, positiva y haciendo gala de la fuerza que siempre la ha caracterizado, anunciaba que abandonaba temporalmente la pequeña pantalla para centrarse en su lucha contra el cáncer y en su recuperación.

Desde entonces han sido contadas las ocasiones en las que hemos podido ver a la ‘reina de las mañanas’, aunque hemos estado informados en todo momento de su estado de salud por sus compañeros, que a menudo informan de que Ana Rosa se encuentra muy bien y cada vez queda menos para que regrese al trabajo.

En su última publicación en Instagram – hace seis semanas – la presentadora confesaba que, después de cuatro meses de tratamiento, estaba “muy bien”, aunque “rabiosa” por todos los hechos históricos que se estaba perdiendo en el programa. “Trabajando la paciencia y agradecida por tanto cariño” añadía, revelando además que en esta nueva etapa de su vida había dicho “hola” a verduras y frutas, a lo natural y ecológico, y “adiós” al azúcar, todo lo procesado, las grasas y el alcohol. “Alimentarse bien y hacer ejercicio funciona” aseguraba con una sonrisa, reflejo de que su recuperación avanza por buen camino.

Y este miércoles Ana Rosa ha reaparecido para desvelar la importancia que el ejercicio físico, en concreto el yoga, ha tenido para ella durante estos meses. Así, la periodista ha compartido en su cuenta de Instagram una publicación de Carmen Cánovas, su instructora en esta disciplina que no ha abandonado en ningún momento a pesar de su enfermedad.

“Ana y yo nos conocemos y practicamos yoga desde hace ya años. Cuando la diagnosticaron, lejos de abandonar la práctica y después de consultar con su oncólogo, decidió continuar. Estos procesos, son procesos duros física y emocionalmente así es que hemos ido adaptando la práctica según las necesidades del momento” ha explicado su instructora, asegurando que la práctica de esta disciplina ha sido para la presentadora “nutritiva e hidratante para el alma y una gran ayuda mejorando varios aspectos de la calidad de vida”.

“Hemos trabajado fuerza, equilibrio, respiraciones, reducido los niveles de cortisol, mejorado el descanso, etc…” ha revelado, señalando que “han sido tiempos de acompañar desde el corazón y de coger la mano para dar aliento”.

“Hoy sólo puedo decir que estoy muy orgullosa de ella, de su trabajo y perseverancia, de su esfuerzo, de sus ganas de luchar contra la enfermedad, de sus ganas de vivir, siempre con una sonrisa. Escuchando su cuerpo de una manera más consciente, trabajando la energía con sensibilidad y respeto” ha concluido Carmen, consciente de que este post sobre la experiencia de Ana Rosa pueda ayudar a “muchas mujeres en una situación similar, transmitiéndoles que se puede, de verdad que se puede”.

Unas preciosas palabras a las que la presentadora ha correspondido agradeciendo a su instructora el enseñarle a amar el yoga estos meses. “Es un ejercicio físico intenso, bueno para el alma y para el cuerpo”, ha añadido Ana Rosa.

Y, como muestra de su recuperación, una fotografía en la que la periodista, radiante y con un aspecto estupendo, está practicando esta disciplina que tanto le ha ayudado en una lucha que, deseamos, llegue pronto a su fin.