Atlético de Madrid quiere fichar a un delantero brasileño
Atlético de Madrid quiere fichar a un delantero brasileño
Comparte

El Atlético de Madrid abre la puerta a cinco jugadores

El Atlético de Madrid ha perdido fuerza en la Liga (tiene el líder a 12 puntos) y ha caído eliminado en la Copa del Rey tras perder contra la Real Sociedad en Anoeta (2-0). La Champions League es su única esperanza, aunque las previsiones son buenas y los aficionados colchoneros no son optimistas. Consideran que hay que reformar el equipo y que hay varios jugadores, al menos cinco, que tienen que abandonar el Wanda Metropolitano y buscarse la vida.

El primero de ellos es Felipe. El central brasileño no está rendiendo en su nivel habitual, comete muchos errores y, en muchas ocasiones, es el culpable directo de que los rojiblancos se dejen puntos por el camino. Afortunadamente, finaliza su contrato el próximo junio, de modo que no se renovará.

Luis Suárez es el segundo jugador que tendrá que hacer las maletas y que tiene la confianza ni del entrenador ni de la afición. Muy lejos está el ariete uruguayo que fue clave para que el año pasado se consiguiera la Liga. El delantero también termina su relación contractual en 2022, de modo que será fácil deshacerse de él.

Héctor Herrera no cuenta para el entrenador y el club no pondrá problemas para que se vaya. El Wanda Metropolitano merece un centrocampista de mejor calidad para liderar el centro del campo. Su situación contractual es exactamente la misma que los casos mencionados anteriormente. Finaliza contrato dentro de seis meses.

El cuarto de ellos es Joao Félix. El jugador portugués está muy lejos de su nivel habitual. Además de ser el fichaje más caro del Atlético de Madrid, es uno de los jugadores que cobra más de la plantilla. Su salida será más difícil. Tiene una cláusula de rescisión bastante elevada y finaliza contrato en 2026. Según Transfermarkt, el portal que tasa a todos los jugadores del mundo en el momento actual, tiene un valor de mercado de 60 millones de euros.

El quinto y último hombre al que se pretende dar de baja es Jan Oblak. El esloveno no ofrece las mismas garantías que hace años, de modo que el club piensa que ha llegado el momento de que se vaya. El Atlético buscaría un nuevo portero. Finaliza contrato en 2023 y su salario es elevado, así que su salida también será difícil.