El Barça tiene muchas dudas sobre el regreso de Leo Messi
El Barça tiene muchas dudas sobre el regreso de Leo Messi
Comparte

El Barça duda sobre el regreso de Leo Messi

La salida de Leo Messi del FC Barcelona fue traumática. Muchos aficionados todavía lloran su adiós. Nadie se imaginaba que club y jugador no llegarían a un acuerdo y todo el mundo estaba convencido de que ambas partes llegarían a una entente. No había prisa en renovar su contrato antes del 30 de junio, pues la confianza entre la directiva y el futbolista era total. Acabó la temporada y se emplazaron a citarse para seguir hablando.

El mazazo llegó la primera semana de agosto. El FC Barcelona no podía inscribir a Leo Messi porque no cumplía con los límites de Fair Play financiero fijados por la Liga. Ni siquiera con una importante rebaja se pudo incluir al ’10’ en la plantilla. A sus 34 años, Messi no quería dejar el fútbol, de modo que buscó equipo y decidió incorporarse al Paris Saint-Germain. Llegó a la capital francesa como una estrella. Vive en un palacio valorado en 50 millones de euros y por el que paga 150.000 euros al mes de alquiler, pero no es feliz. Su mujer y sus hijos echan de menos Barcelona y quiere volver.

El problema es que, según apuntan algunas fuentes, ahora es el Barça quien no quiera que vuelva. Messi pensaba que ganaría la Champions League y que sería feliz al lado de sus amigos Neymar Jr y Di María. Su público lo silbó en el partido contra el Girondins de Burdeos y quieren que se vaya. Piensan que su carrera como futbolista ha terminado y aseguran que ha ido al PSG a jubilarse.

Xavi Hernández le abrió las puertas de par en par. Sin embargo, Joan Laporta las ha cerrado. El presidente tiene muchas dudas sobre el regreso del ’30’ del PSG, pues considera que desestabilizaría al vestuario actual. “Tendrá las puertas abiertas y mientras sea yo entrenador como si quiere venir cada día. Como club le debemos un homenaje grande”, dijo Xavi. Una opinión muy distinta a la que tiene el presidente catalán, que asegura que la llegada de Messi no puede condicionar las otras llegadas.