Nuevo capítulo de la guerra entre Javier Tebas y Luis Rubiales
Nuevo capítulo de la guerra entre Javier Tebas y Luis Rubiales FOTO - Europa Press
Comparte

Javier Tebas solicita al CSD que lleve a Rubiales al TAD para una posterior “suspensión cautelar”

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, ha presentado una denuncia contra Luis Rubiales y otros miembros de la Federación ante el Consejo Superior de Deportes (CSD), para que sea trasladada al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD), por obstaculizar de manera constante la programación de partidos y otras bases de la competición 2022-2023, además del desafío grave y continuado de la RFEF al propio CSD y las resoluciones judiciales.

En la denuncia, con fecha 4 de julio, a la que ha tenido acceso Europa Press, Tebas desglosa de manera detallada los antecedentes, hechos denunciados y su solicitud de carácter “urgente” al CSD por lo que expone como sistemático proceder de la RFEF, “que no eleva al CSD para su aprobación” e incorpora “unilateralmente elementos que atentan contra las competencias de LaLiga”.

La denuncia del presidente de la patronal es contra el presidente de la RFEF, Luis Rubiales; el secretario general de la Federación, Andreu Camps Povill, y contra los demás miembros de la Comisión Delegada de la RFEF que votaron a favor de la aprobación de dichas bases para la próxima campaña en Primera División y Segunda División A el pasado 28 de junio.

En esta última reunión federativa, “de nuevo la RFEF ha incluido contenido contrario a las resoluciones de la presidencia del CSD 47/2020 y de 16 de octubre de 2020, así como a los autos y sentencias de la Audiencia Provincial de Madrid indicados”, denuncia Tebas, cuando “no existe competencia de la RFEF para fijar las franjas de los partidos limitando la programación de LaLiga, por lo que no cabe incorporar la limitación y suspenderla, es ilegal”.

El presidente de LaLiga denuncia “diferentes maniobras ilegales realizadas por la RFEF para impedir que LaLiga programara partidos de la competición profesional que organiza en lunes y viernes”, a pesar de los pronunciamientos judiciales y del CSD al respecto durante los últimos años, que detalla en la denuncia.

“La realidad es que esta Liga Profesional no puede estar todas las temporadas recurriendo al CSD la aprobación de Bases de competición que se apartan de lo que ya ha resuelto el propio CSD en
resoluciones administrativas previas, ejecutivas e incluso firmes, y de resoluciones jurisdiccionales. Por dicho motivo, nos vemos obligados a presentar esta denuncia”, explica.

“Es evidente que la RFEF vuelve a desafiar al CSD, a los Tribunales de Justicia y a esta Liga Profesional, y utilizando las Normas y Bases de Competición que no elevan al CSD con carácter torticero para forzar un conflicto innecesario. No cabe duda de que la RFEF no respeta ni al CSD ni a los Tribunales, y que ello es sancionable en vía disciplinaria deportiva”, añade.

Entre sus fundamentos legales, Tebas apunta que “el artículo 76.1.a) de la Ley 10/1990 considera una infracción muy grave los abusos de autoridad”. “Dentro de la infracción de abuso de autoridad se encuentra el ejercicio extralimitado y arbitrario de las
potestades que asisten a una autoridad u órgano (en este caso, con responsabilidad para sus integrantes)”, esgrime.

“El artículo 43.c) de la Ley 10/1990 prevé la posibilidad de suspender cautelar/provisionalmente al presidente y demás miembros de los órganos directivos de las Federaciones deportiva españolas cuando se incoe contra ellos expediente disciplinario por irregularidades o infracciones muy graves, a fin de garantizar el cumplimiento efectivo de las funciones encomendadas”, añade.

Por ello, Tebas solicita al CSD que “remita al Tribunal Administrativo del Deporte la presente denuncia y documentación,
requiriéndole para que inicie procedimiento disciplinario” contra Rubiales, Camps y los miembros de la Comisión Delegada de la RFEF del día 28 de junio, “contrario a la legislación y normativa
vigente y en particular de resoluciones administrativas y jurisdiccionales ejecutivas y vinculantes incumplidas”.

Y, además, solicitando la tramitación de esta denuncia “con carácter urgente”, “que una vez incoado el procedimiento disciplinario por el TAD, se proceda a convocar a la Comisión Directiva del CSD para que acuerde la suspensión cautelar de los expedientados, por los motivos indicados”.