Casas Rurales
Casas Rurales
Comparte

Crece el número de casas rurales en Madrid

¿Tu amiga se casa y te estás devanando los sesos para hacerle una despedida buena de verdad? Despidalia ofrece varias ideas para una despedida memorable.

Hay novias dulces, aventuras, atrevidas, conservadoras… En resumen, de tantos tipos como consumidores de Coca-Cola. Por ello, la misma casa rural no vale para todas las novias. Si lo que queréis es ofrecerle una experiencia realmente original, personalizada y sorprendente, apostad por una fiesta temática. ¿Que no se os ocurre nada? Aquí van algunas ideas de ambientación

  • Los felices años veinte. ¿Quién no ha querido bailar alguna vez cubierta de flecos bamboleantes?
  • La movida madrileña ochentera. La única razón justificada para ponerse unas hombreras.
  • El disco setentero. ¡El pantalón acampanado vuelve a estar de moda!
  • El rollo playero hawaiano. Hawaii-Bombay son dos paraísos…
  • El estilo hollywoodiense. ¿Cuántas veces habéis soñado con pisar la alfombra roja?
  • Un baile de máscaras decimoctávico. Os sentiréis como la reina consorte de Francia en pleno Versailles.
  • Un ambiente marinero. ¿Os acordáis de Vacaciones en el Mar?
  • Algo deportivo. ¿De qué equipo es?
  • La película favorita de la novia. Hala, a investigar.

Además del factor sorpresa, el alojamiento temático ofrece otras ventajas. La mejor, que podréis despreocuparos de la organización, lo que seguro os ahorra varios dimes y diretes y malentendidos. Que ya sabemos que al sarao se apunta todo el mundo, pero a montarlo la cosa cambia.

Tampoco tendréis que cocinar (ni fregar), pues incluyen pensión completa. No importa si acompañáis la comida con vino o cerveza, podréis realizar todas las actividades en el mismo complejo, sin necesidad de coger el coche. No molestaréis a nadie. El complejo es lo suficientemente grande para que los vecinos no tengan queja. Es más, como se dedica por entero a la celebración de despedidas, el recinto cuenta hasta con discoteca propia.

Para rematar la sorpresa, podéis combinar el alojamiento temático con otras actividades como las de multiaventura si vuestra novia es arriesgada, o con tratamientos de belleza si es más calmada