Natalia Sánchez
Natalia Sánchez FOTO - Europa Press
Comparte

Natalia Sánchez, a corazón abierto. De la cara B de la maternidad a por qué no se casa con Marc Clotet

Convertirse en madre de dos niños en poco más de un año es lo más especial y gratificante que ha hecho en su vida, pero también lo más sacrificado e intenso. Por ello, Natalia Sánchez no duda en mostrar su ajetreado día a día y la cara B de la maternidad en sus redes sociales, donde se ha convertido en el mejor ejemplo de que las celebrities también ‘sufren’ y tienen momentos malos.

La actriz ha normalizado cosas tan íntimas como lo duro que es compaginar la lactancia de sus dos hijos, los malabares que tiene que hacer para intentar llegar a todo, el sentimiento de culpa cuando se despide de sus pequeños Lia y Nemo – de 3 y 2 años – para ir a trabajar o los minutos que consigue arañar para poder disfrutar de su amor con Marc Clotet, con quien mantiene una sólida y discreta relación desde 2014.

De estos y otros temas nos ha hablado, a corazón abierto, en la inauguración de la Casa Hue en Madrid, confesando por qué, por el momento, no quiere ni oír hablar ni de boda con el padre de sus hijos ni tampoco de ampliar la familia.

– CHANCE: ¿Qué tal estás los peques? Todavía son chiquitajos y que valor tuviste tan seguidos. Uno un año y el otro al año siguiente.

– NATALIA: Exacto. Fue un poco temerario y cuando me dicen qué valiente digo, valiente no, temerario y suicida porque ahora que vemos el trabajo que es* Pero lo decidimos así porque viendo el trabajo que era fui yo la que dijo que teniendo claro que queríamos tener otro, no iba a esperar tres años y parar mi vida por completo. Yo soy muy mamá pato y soy muy perfeccionista en todo lo que hago entonces si soy mamá, quiero dar el 200%, y trabajando exactamente igual. Como las dos cosas son difíciles de combinar, he preferido hacerlo seguido para que acabe también antes y, bueno, estamos muy contentos.

– CH: Porque compaginar trabajo y maternidad es un poco locura, ¿verdad?

– NATALIA: La serie de ‘Los herederos de la tierra’ fue muy complicado el rodaje porque estaba justo amamantando a Neo. Tenía cinco meses y me tocó llevarlo a la escuelita infantil, separarme de él, llevar a la mayor también en pleno covid* Fue bastante complicado y luego teníamos que grabar de noche, grabábamos a dos horas de la ciudad más cercana de Barcelona entonces iba con mi coche para poder ir y volver antes e iba conduciendo a las 5 de la mañana para allá y me volvía a lo mejor cuando acabábamos y llegaba a casa a la 1 o 2 de la mañana para darle el pecho al pequeño.

– CH: ¿Y ahora cómo están? ¿A quién se parecen?

– NATALIA: Uy, pues están muy bien. Físicamente son igual que Marc menos el peque que es como Marc, pero en otro pantone. Es rubio, tiene los ojos azules, pero son dos gotas de agua y todo el mundo en la calle me dice que es igual que su padre, son iguales que él* De carácter no, el peque todavía no se ha definido mucho, pero la mayor tiene mi carácter con todo, con lo bueno y con lo malo.

– CH: ¿Y entre ellos?

– NATALIA: Entre ellos se llevan muy bien, se pegan se aman, lo normal entre hermanos porque son muy pequeñitos. El pequeño está imitando todo el día a la mayor, nos tienen locos porque es más tierno y la mayor, Lía, es una niña muy especial, es muy viva, es súper inteligente, tiene una memoria brutal, es muy divertida, te hace chistes, tiene ironía, cinismo de pronto y es un terremoto, pero son un cielo, la verdad. Hemos tenido mucha suerte.

– CH: Además, te quedó perfecto el niño y niña, que sé que te daría igual, pero así a lo mejor ya no te planteas un tercero.

– NATALIA: De momento estamos muy bien como estamos. Creo que la avalancha de maternidad ha sido muy intensa, sigo en plena ola todavía, he venido aquí con el sacaleches y ahora estoy deseando que acabemos para poder ir otra vez a sacarme leche porque estoy en un proceso de maternidad muy intenso, dándole el pecho a los dos, los dos con pañales, los dos en el jardín de infancia. Son muy pequeñitos y lleva mucho tiempo entonces con tres no tendría tiempo porque ya siento que no tengo tiempo para los dos, no puedo dedicarles el tiempo que se merecen y como me gustaría llevar la crianza, y tampoco mi trabajo o sea que necesito salir un poco de esta nube de la maternidad.

– CH: Porque no te dejarán dormir bien.

– NATALIA: Bueno, el peque está toda la noche enganchado al pecho, la mayor por la noche no hace pecho, pero sí que las noches son terribles. Dormimos los cuatro en una cama porque lo hemos querido así, queremos tener nuestra cueva y dormimos con los peques ahí entremedias, pero no duermes porque patada de uno, patada de otro, teta, mami, ahora me levanto, ahora tengo pipí* No dormimos nada de nada.

– CH: Con Marc una buena elección, ¿no? Contenta.

– NATALIA: Súper, súper. Cada día me demuestra que hicimos muy bien en juntarnos, que el destino nos juntó y ha sido para mí, vamos, es el mejor compañero de vida que se puede esperar.

– CH: No sé si en algún momento os planteáis casaros o una celebración más que otra cosa.

– NATALIA: De momento nos pasa lo mismo que con el tercer hijo que estamos tan bien como estamos* Bastante compromiso es ya tener dos hijos, tener casas en común, nuestra vida en común bastante compromiso es ya, no nos hace falta. No lo descarto en el futuro, pero de momento estamos muy bien como estamos.

– CH: Tienes muchas ganas de volver a trabajar, ¿hay algo a la vista?

– NATALIA: Sí, hay algo a la vista que no puedo contar, pero sí. Estoy además escribiendo un libro que estoy muy contenta porque fue a raíz de escribir el prólogo de una asesora de lactancia maravillosa, a la editora le gustó mucho, me contactó y estamos en ello. Tengo otro proyecto de cine, se acaba de estrenar ‘Los herederos de la tierra’ para Netflix, se acaba de estrenar ‘El último primer día’ en Argentina que fue la serie que hice con Marc en octubre que fuimos toda la familia para allá y está siendo todo un éxito, la verdad.

Además, la inolvidable Teté de ‘Los Serrano’ nos ha hablado de la relación que Victor Elías mantiene con la cantante Ana Guerra, y de cómo está ‘papá postizo’, Antonio Resines.