Gareth Bale no quiere viajar a París
Gareth Bale no quiere viajar a París
Comparte

Gareth Bale insiste en demostrar que no puede jugar en el Real Madrid

Ha sido difícil, pero ha llegado el momento. Gareth Bale finaliza su contrato con el Real Madrid y no renovará con el club. Esto quiere decir que los aficionados lo verán lejos del Santiago Bernabeu. No se sabe en qué equipo jugará, pero está claro que no lo hará con la camiseta blanca. El galés lleva tiempo esforzándose en demostrar que no es un futbolista válido para vestir estos colores. No tiene ni la calidad deportiva ni la clase.

El Real Madrid se clasificó para las semifinales de la Champions League tras vencer (en el global de la eliminatoria) al Chelsea. Los españoles consiguieron ganar 1-3 en Stamford Bridge y perdieron 1-2 en el feudo blanco. Los ingleses fueron muy superiores durante prácticamente todo el partido, pero el Real Madrid jugó como sabe jugar. Tiró de épica y de compromiso y consiguió levantarse y meter dos goles (uno de ellos en la prórroga).

Cuando el árbitro decretó el final, todos los jugadores del Real Madrid permanecieron sobre el césped, cantando, bailando y festejando la clasificación para las semifinales. Todos menos uno. Gareth Bale tomó el camino contrario y entró en los vestuarios. No quiso dar las gracias a la afición, que no paró de animar ni un momento.

Quedó claro una vez más que su implicación y su compromiso son nulos. La actitud demuestra muy poca clase y muy poco señorío, unos valores incompatibles con ser jugador del Real Madrid. El galés quiere abandonar el club y éste quiere hacer lo propio. Es la salida de mutuo acuerdo más esperada. Por fin los espectadores del Santiago Bernabeu van a conseguir perderlo de vista y sólo verlo por la tele.