Gareth Bale podría jugar en Gales - FOTO EUROPA PRESS
Gareth Bale podría jugar en Gales - FOTO EUROPA PRESS
Comparte

Gareth Bale no celebra la victoria contra el Sevilla FC

Ganar el Ramón Sánchez Pizjuan era obligatorio. El Real Madrid debía sumar los tres puntos contra el Sevilla FC para distanciarse de un gran rival en Liga y mantener, como mínimo, la distancia con el FC Barcelona. Lo consiguió en el último minuto, en tiempo añadido, fiel a su historia. Ganó 2-3, remontando un 2-1 en contra. Como es habitual, un gol de Karim Benzema fue decisivo para derrotar a los andaluces.

La jornada empezó con el FC Barcelona a doce puntos. Los catalanes tenían la esperanza de que el Real Madrid perdería su partido y que ellos ganarían el suyo, de modo que pondrían a nueve puntos con un partido menos (el del Rayo Vallecano). Un exceso de optimismo que pronto se desvaneció. Los blancos ganaron su partido y el Barça perdió ante un Cádiz que no paró de pelear en ningún momento. El balance: a quince puntos con un partido menos.

La alegría en el vestuario era máxima. Todos los jugadores cantaban y bailaban conscientes de que tienen media Liga en el bolsillo. Matemáticamente aún no han levantado la Copa, pero cada vez están más cerca de ella. La nota negativa, como siempre, la puso Gareth Bale. El galés no celebró los tres puntos y se le vio con una cara de cabreo enorme. Todo el mundo ríe, sonríe y está feliz. Él parece enfadado.

Queda claro que Bale no está implicado con el grupo. Le da igual todo. Sólo cuenta los días que le quedan para que se le acabe el contrato. Lo mismo hace el Real Madrid. Los aficionados están hartos de él y más que lo estarán cuando vean este vídeo. Su último día será el próximo 30 de junio. Su destino más probable, el Tottenham.