Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo reaparecen
Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo reaparecen
Comparte

Georgina Rodríguez se hace viral en el festival de cine

El pasado 18 de abril Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo anunciaban, devastados, la pérdida de uno de los mellizos que esperaban: “Con nuestra más profunda tristeza tenemos que anunciar el fallecimiento de nuestro hijo. Es el dolor más grande que unos padres pueden sentir”, revelaban, asegurando que tan solo “el nacimiento de nuestra hija nos da la fuerza para vivir este momento con algo de esperanza y felicidad”.

Desde entonces, Georgina ha estado alejada del foco mediático y rodeada de sus seres queridos, centrada en su pequeña e intentando sobrellevar la muerte de su hijo durante el parto. Sus interacciones en redes sociales han sido mínimas en este tiempo y, más allá de una imagen de su preciosa hija recién nacida desvelando que se llama Bella Esmeralda y otra retomando sus entrenamientos en el gimnasio, apenas hemos sabido nada de la influencer en todo este tiempo.

Sin embargo, 5 semanas después de convertirse en madre y con motivo de una de sus citas preferidas, el Festival de Cine de Cannes, Georgina ha reaparecido y lo ha hecho por todo lo alto; acaparando todas las miradas y convirtiéndose en la más aclamada de una alfombra roja por la que también desfilaron este miércoles Shakira o la tpp model Kaia Gerber, hija de Cindy Crawford.

Radiante, la bailarina ha posado más guapa que nunca y totalmente recuperada del parto, presumiendo de sus espectaculares curvas con un elegantísimo diseño de Ali Karoui. Un vestido glitter de profundo escote, espalda al aire, corte sirena con cola y una sensual abertura en una de sus piernas.

Un look con el que literalmente brilló y en el que, como no podía ser de otro modo, incluyó un guiño a su hija Bella Esmeralda, luciendo unos impresionantes pendientes de enormes esmeraldas que acapararon todo el protagonismo gracias al sofisticado recogido y al maquillaje natural con el que Georgina pisó por primera vez una alfombra roja tras el nacimiento de su pequeña y el fallecimiento de su hijo. Un durísimo golpe tras el que, poco a poco, recupera la sonrisa.