Isa Pantoja
Isa Pantoja FOTO - Europa Press
Comparte

Isa Pantoja visita a su madre, Isabel Pantoja, en Cantora

Este martes, mientras Isabel Pantoja confesaba completamente rota ante el juez que la única persona que tiene a su lado es su hermano Agustín, Isa Pantoja contenía las lágrimas a duras penas en ‘El programa de Ana Rosa’, reconociendo que le “encantaría estar con su madre” en un momento tan duro pero asegurando que “es muy difícil ayudar a una persona cuando ésta no quiere”.

“Por supuesto que estaría dispuesta a ir a Cantora” apuntaba la hija de la tonadillera, reafirmando su apoyo incondicional a su madre ante su posible regreso a prisión de ser declarada culpable del delito de insolvencia punible del que se la acusa por la venta de su casa de La Pera. “Lo que puedo es darle cariño si ella me lo permite”, aseguraba Isa.

Pues bien, Isabel Pantoja ha escuchado las súplicas públicas de su hija y, después de semanas sin ningún tipo de contacto – ya que la tonadillera no tendría teléfono por ‘prescripción médica’ como desveló la peruana – se ha puesto en contacto con su ‘niña’ para ‘invitarla’ a Cantora y reencontrarse con ella en estos durísimos momentos en los que, ahora más que nunca, necesita el apoyo y el cariño de sus seres queridos.

Este miércoles, a media tarde, Isa ponía rumbo a la famosa finca, sola y al volante de su coche de alta gama. Un momento del que no existen imágenes, puesto que tanto la madre como la hija han intentado que su reencuentro no trascendiese públicamente

Después de varias horas en Cantora – en las que imaginamos la emoción fue la tónica dominante entre la reunión de Isabel e Isa, que llevaban varios meses sin verse – la joven abandonaba la casa de su madre visiblemene afectada y bajo un intenso aguacero.

Intentando que no captásemos la expresión derrotada de su rostro tras haber visto de primera mano el delicado estado en el que se encuentra la artista, Chabelita bajaba el parasol de su coche, girando la cara mientras aguardaba la salida de otro coche – con dos personas de confianza de Pantoja, que salían de Cantora segundos antes que ella – para ignorar nuestras preguntas acerca de cómo se encuentra su madre y cómo fue el reencuentro.