Gloria Camila Ortega
Gloria Camila Ortega FOTO - Europa Press
Comparte

Gloria Camila, saturada de su polémica con Ana María Aldón: “Necesito unas vacaciones”

La tranquilidad vuelve poco a poco a la familia de José Ortega Cano después de la polémica exclusiva de Ana María Aldón arremetiendo contra Gloria Camila en la revista Lecturas. Más contundente que nunca, la gaditana acusaba a la colombiana de meterse en su matrimonio y dejaba claro que ella nunca permitiría que su hija hablase mal de su marido.

Unas declaraciones que veían la luz el pasado miércoles, cuando la pareja comenzaba el camino al Rocío con su hijo José María y unos amigos. Horas después el torero abandonaba la romería y ponía rumbo a Madrid por motivos profesionales, y desde entonces no hemos vuelto a ver a la pareja junta, lo que ha acrecentado los rumores de crisis.

Mientras Ortega y Ana María callan e intentan que los medios de comunicación olvidemos poco a poco las desafortunadas declaraciones de la colaboradora sobre Gloria Camila, la hija de Rocío Jurado continúa con su vida después de responder a la mujer de su padre en televisión, dejar claro q nunca se ha metido en su matrimonio y asegurar que no va a volver a hablar de ella.

Una promesa que parece estar cumpliendo al pie de la letra, ya que Gloria ha asistido a la fiesta con la que Colate Vallejo Nágera ha presentado en Madrid su libro ‘Colate, por Nicolás’ rodeado de amigos y no ha habido manera de sacarle una palabra sobre Ana María Aldón.

Eso sí, a pesar de que afirma que está “bien”, “centrada en lo mío” y “tranquila”, la hermana de Rocío Carrasco no ha podido evitar admitir que le dan ganas de gritar ‘basta ya’ y desaparecer una temporada por las polémicas que la han rodeado últimamente. “Necesito unas vacaciones, me iría a una playa paradisiaca ahora mismo” revela.

Todavía emocionada por su regreso a la casa de Rocío Jurado en La Morajela, ‘Montealto’, por primera vez desde que falleció su madre, Gloria ha salido al paso del mal estado en el que se encuentra el que fue su hogar y, admitiendo que está un “poco descuidada” ha lanzado un mensaje a los posibles compradores de la vivienda, a la que tiene un especial cariño: “Que la persona que la compre no la quite para hacer un colegio ni nada”.