Infanta Elena
Infanta Elena FOTO - Europa Press
Comparte

La Infanta Elena, al margen de las importantes novedades relacionadas con el Rey Juan Carlos

Grandes noticias para el Rey Juan Carlos, que ya no tiene ninguna causa pendiente con la justicia y que pronto podría abandonar su ‘exilio’ dorado en Abu Dabi – donde se instaló en agosto de 2020 – para regresar a nuestro país. Tal y como informamos este miércoles, la Fiscalía del Tribunal Supremo ha decretado el archivo de las diligencias de investigación que mantenía abiertas sobre la fortuna del padre de Felipe VI.

De esta manera, las investigaciones referidas a las presuntas comisiones ilegales obtenidas por el monarca por la adjudicación del AVE a La Meca, las del supuesto uso de tarjetas ‘black’ sufragadas por un empresario mexicano, y la relativa a la fortuna que habría ocultado en la isla de Jersey, quedan archivadas al no ver indicios de comportamientos ilícitos en Don Juan Carlos.

Teniendo en cuenta que el Emérito abandonó nuestro país para evitar que los escándalos relacionados con su fortuna en el extranjero dañasen a la Institución de la Monarquía y afectasen al reinado de su hijo Felipe… ¿Quiere decir que su vuelta está más cerca con el carpetazo de las investigaciones abiertas contra él por parte de la Fiscalía del Supremo?

Mientras Casa Real mantiene silencio y no se ha pronunciado oficialmente sobre este asunto, la Infanta Elena prefiere mantenerse al margen y, fiel a su discreción, ha evitado valorar el archivo de las diligencias abierts contra su padre ni confirmar si esta buena noticia acerca a Don Juan Carlos a España 19 meses después de su marcha.

Intentando pasar desapercibida en un momento en el que la Familia Real está en el foco de la noticia, la Duquesa de Lugo ha abandonado su nuevo domicilio en la exclusiva zona de Almagro – donde residirá mientras acomete importantes obras en su piso del madrileño barrio del Niño Jesús – sin hacer declaraciones sobre las importantes novedades judiciales de su padre.

Una discreción que ha mantenido a su llegada a su trabajo en la Fundación Mapfre, donde ha entrado a paso ligero para evitar las preguntas de la prensa. Con su inseparable sombrero en color burdeos y un abrigo estilo plumífero en color crema, la Infanta Elena ha evitado confirmar o desmentir si el regreso a España de Don Juan Carlos es inminente como muchos sostienen ya.