Irene Rosales
Irene Rosales FOTO - Europa Press
Comparte

Irene Rosales estalla y, demostrando su confianza en Kiko Rivera, anuncia demandas

Mucho se ha hablado en los últimos días de la existencia de un vídeo privado de carácter íntimo que demostraría una nueva deslealtad de Kiko Rivera a Irene Rosales. Según el programa ‘Sálvame’, las imágenes habrían sido grabadas durante una comida que el Dj tuvo con su grupo de amigos íntimos en un restaurante de Castilleja de la Cuesta el pasado mes de diciembre y, de salir a la luz, dinamitaría su matrimonio con la sevillana.

Una presunta infidelidad que Kiko ha negado muy enfadado, asegurando que tiene la conciencia tranquila porque es imposible que exista ningún vídeo suyo con ninguna mujer, y anunciando que tomará medidas legales contra todo aquel que especule con su lealtad a la madre de sus hijas Ana y Carlota.

Precisamente, ha sido Irene la que, muy molesta, ha salido al paso de los rumores y demostrando su total confianza en Kiko ha dejado claro que “demandará todo” lo que se ha dicho en los últimos días sobre su matrimonio: “Me da igual la verdad, se va a demandar absolutamente todo” ha asegurado, confirmando tajante que no está dispuesta a dejar pasar ni una más después de meses en el ojo del huracán mediático por noticias sobre su vida que poco tienen que ver con la realidad.

“Lo que no voy a permitir es que sigan inventando, eso es lo que no voy a permitir. Que cada uno invente con su vida pero que dejen de meterse ya en mi vida y en la de mi marido. ¡Ya! Que ya cansa, que ya vale, que ya*” ha explicado indignada, estallando como pocas veces hemos visto a Irene cuando se ha especulado con la fidelidad de Kiko.

Por último, y a las personas que apuntan a que existiría un vídeo que probaría el affaire de su marido con otra mujer, la sevillana tiene un mensaje que darles: “Las pruebas las van a tener que demostrar en el juzgado, ahí sí que van a tener que demostrar”.

Además, le hemos preguntado a Irene por el delicado estado de salud de Bernardo Pantoja, que al parecer habría empeorado en los últimos días. Un tema en el que la mujer de Kiko prefiere no meterse, apuntando que es Anabel a quien le corresponde hablar de su padre.