Irene Rosales
Irene Rosales FOTO-Europa Press
Comparte

Irene Rosales, dolida, denuncia el trato que recibió Isabel Pantoja a su llegada a los juzgados

Intentando mantenerse al margen del delicado momento que atraviesa Isabel Pantoja y de su declaración ante el juez, Irene Rosales ha roto su silencio para denunciar el trato que ha recibido su suegra en su regreso a los Juzgados de Málaga, investigada como cooperadora necesaria de el delito de insolvencia punible que presuntamente habría cometido con la venta de su casa de La Pera en el año 2015.

Agobiada, derrumbada y rodeada por varios miembros de la Guardia Civil que intentaban protegerla sin éxito de la avalancha de periodistas y curiosos que aguardaban su llegada al juzgado y que le impidieron siquiera caminar, protagonizando una controvertida escena sin precedentes. Así fue la llegada de Isabel Pantoja a su cita con la justicia, muy diferente a la de otros rostros conocidos que en su día gozaron de protección en su visita a los tribunales, como la Infanta Cristina, Iñaki Urdangarín, María José Campanario, Shakira o José Ortega Cano, por ejemplo.

“No me pareció bien para nada como la trataron. Creo que han sido muy injustos. Podrían haber hecho el trabajo mucho más fácil y mejor. No la prensa así” ha afirmado una Irene dolida que, en defensa de Isabel Pantoja, cree que “se merecía como persona humana haber tenido una buena entrada y no haber tenido ese acoso que no ha sido por parte de la prensa, sino por parte de los responsables”

“Siempre la cogen de cabeza de turco para todo. Es una pena”, confiesa la mujer de Kiko, dejando claro que a pesar de no tener relación con la artista, “una cosa no tiene que ver con la otra”. “Queremos que salga lo mejor posible y, nada, no tengo nada más que decir”, ha concluido, evitando pronunciarse sobre el comentadísimo mensaje del Dj en Instagram sobre lo que sintió ante el regreso a los juzgados de su madre.