Jesulín de Ubrique
Jesulín de Ubrique FOTO - Europa Press
Comparte

Jesulín de Ubrique, ¿desvela por error el sexo del bebé que espera con María José Campanario?

Después de varios meses alejado del foco mediático y disfrutando en la intimidad del inesperado embarazo de María José Campanario, Jesús Janeiro ha reaparecido en ‘El Hormiguero’ y, además de hablar del emocionante reto que ha supuesto su participación en ‘El Desafío’ – es uno de los grandes favoritos a hacerse con la victoria en el talent de Antena 3, ya en su ecuador – ha desvelado cómo se encuentra su mujer a poco más de dos meses del nacimiento del que será su tercer hijo en común.

“Va estupendamente, gracias a dios. Ya está en la recta final” ha contado Jesulín de lo más sonriente, expicando a Pablo Motos que su bebé “es casi es un niño de ‘El Desafío'”. Sí, ¡un niño, ha revelado! ¿Ha desvelado por error el de Ubrique su secreto mejor guardado?

Fue en diciembre cuando María José y el torero anunciaron en la revista Hola, para sorpresa de todos, que esperaban su tercer hijo (el cuarto para Jesús, que tiene una hija, Andrea, fruto de su relación con Belén Esteban). A punto de celebrar 20 años de casados y padres de Julia – que acaba de cumplir 19 años – y Jesús Alejandro – de 14 – la pareja confesaba su felicidad e ilusión por este inesperado embarazo que había llegado cuando menos lo esperaban.

Desde entonces han sido contadas las ocasiones en las que se han dejado ver, ya que a causa de la fibromialgia que padece, y de los 43 años que está a punto de cumplir, María José ha querido vivir esta etapa – ya que se trata de un embarazo de riesgo – tranquila, rodeada de los suyos y alejada de la polémica.

Orgulloso de su mujer, Jesulín también habló en su visita a ‘El Hormiguero’ del ‘cameo’ que la odontóloga hizo en ‘El Desafío’, sometiéndose a la prueba de la apnea y demostrando que no hay reto que se le resista: “Me sorprendió porque no me lo esperaba. No sabía que iba a hacer la prueba y me alegré mucho. Lo hizo estupendo, qué te voy a decir de mi mujer”.

Y de los retos que afronta cada semana en el concurso a su profesión; “Ser torero no significa que no tengas miedo. Todos lo tenemos, pero es algo que intentamos controlar. Te pones delante de un toro de 500 kilos y te juegas la vida. Es una profesión tan bonita, tan pura y tan difícil que no hay nada hecho” ha explicado, sorprendido todavía porque las mujeres le tirasen bragas y sujetadores en las plazas en las que toreaba: “Siempre me ha extrañado por qué me tiraban ropa interior. También me han tirado un melón, una sandía y pelotas de hielo” añadía muerto derisa.

Pero no solo de su futura paternidad y de su faceta de torero ha hablado en ‘El Hormiguero’, sino también de su pasado como cantante. Inolvidable el ‘Toa, toa, toa’, que recuerda con cierta amargura: “Yo me dedicaba a torear, era mi profesión, pero cuando tienes éxito te van ofreciendo cosas y quizá le di pie a mis enemigos para tener una arma con la que atacarme”. Por eso, confiesa, decidió “cortar por lo sano” y acabar para siempre con su carrera musical, cancelando una gira que le costó, como asegura, “50, 60 o 70 millones de pesetas”.