Jugada sucia de Telecinco contra Antena 3
Jugada sucia de Telecinco contra Antena 3
Comparte

Los directivos de La Fábrica de la Tele en el punto de mira de la Policía Nacional

Según ha podido saber Libertad Digital, la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, bajo la tutela del Juzgado de Instrucción que investiga el caso, está recabando información en el sumario de la Operación Deluxe. La Policía investiga las nóminas que supuestamente ‘La Fábrica de la Tele’ pagó al periodista Gustavo González. Con esta información, se pretende acreditar el delito de cohecho al policía Ángel Jesús Fernández Hita, ahora imputado.

Según este medio de comunicación, Gustavo González no era un mero colaborador de Telecinco. No era un trabajador autónomo que prestaba sus servicios y, posteriormente, presentaba su factura. De la investigación se deduce que durante los años 2017 y 2018 fue empleado de ‘La Fábrica de la Tele’, es decir, cobraba su sueldo mediante una nómina. Con este detalle queda claro que tenía relación laboral con la empresa y su relación con la misma no era puntual.

Un documento de esta Unidad de Asuntos Internos de la Policía incluye algunas de las nóminas abonadas por la ‘Fábrica de la Tele’ a este trabajador. Por ejemplo, la nómina de enero de 2018 tiene un “líquido de 18.526,32 euros y cuenta con un “complemento a bruto” de 24.958,12 euros.

Siempre según la misma fuente, en febrero de ese año, percibió de La Fábrica de la Tele un líquido de 4.909,11 euros. Curiosamente, en esta ocasión, el complemento fue de 6.575,62 euros. A finales del año anterior, entre los días 5 y el 31 de diciembre de 2017, la productora pagó al reportero por 9 días de trabajo un total de 16.256,00 euros brutos, unos 11.816,63 en nómina.

El cohecho está regulado en el artículo 419 del Código Penal y establece que: La autoridad o funcionario público que, en provecho propio o de un tercero, recibiere o solicitare, por sí o por persona interpuesta, dádiva, favor o retribución de cualquier clase o aceptare ofrecimiento o promesa para realizar en el ejercicio de su cargo un acto contrario a los deberes inherentes al mismo o para no realizar o retrasar injustificadamente el que debiera practicar, incurrirá en la pena de prisión de tres a seis años, multa de doce a veinticuatro meses, e inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a doce años.

Los investigadores consideran que el periodista Gustavo González podría haber pagado al policía Ángel Jesús Fernández Hita, ahora imputado en la Operación Deluxe, por el presunto espionaje de muchos personajes famosos.

La Fábrica de la Tele