Colaboradores de Sálvame
Colaboradores de Sálvame
Comparte

La Fábrica de la Tele tiene una estrategia muy clara

A la ‘Fábrica de la Tele’ se le acumulan los problemas. A los malos datos de audiencia se le suma la investigación judicial sobre el presunto espionaje a famosos. La Policía considera que la productora espió a famosos con fines económicos y vulnerando su privacidad y su intimidad. Estamos hablando de la Operación Luna (antes Operación Deluxe) y se calcula que hay más de doscientos afectados.

Los espionajes se habrían perpetrado mediante un contacto policial del paparazzi Gustavo González, que lleva meses fuera del programa y sin dar explicaciones. La periodista Beatriz Miranda ha explicado que “hablé con él antes de tener el sumario, me contó bastantes cosas y me pasó con su abogado. Buscó complicidad conmigo igual que un periodista tienes con sus fuentes”, dice, dejando claro la búsqueda de ‘amigos’ que le ayuden a salir de esa.

El periodista de Es Radio, Federico Jiménez Losantos, también se hizo eco de todo este procedimiento judicial y se mostró muy crítico con la productora y con el devenir de la investigación. “El policía -en referencia a Ángel Jesús Fernández Hita- era un cateto, Gustavo un cateto golfo, pero los productores no son eran ningunos idiotas, eran los que utilizaban un delito para hacer un programa y sabían lo que estaban haciendo. Eran tontos útiles para un delito continuo”.

La productora está intentando llegar a muchos pactos extrajudiciales con famosos afectados para evitar que se sumen a la causa. Lo que está claro -y así lo ha expresado el periodista- quién no llegará a ningún acuerdo con nadie es el juez que instruye la causa y el juez que la va a juzgar. Si son culpables, todo el peso de la Ley les caerá encima y tendrán su merecido.