Lydia Lozano comete un error en Sálvame
Lydia Lozano comete un error en Sálvame
Comparte

Lydia Lozano cuestiona la nueva estrategia

Hace tiempo que Telecinco vive inmerso en una crisis muy profunda. Los datos de audiencia empezaron a caer hace un año tras el docudrama en el que Rocío Carrasco explicaba, sin aportar pruebas, que había sido una mujer maltratada. Señalaba a su ex marido, a Antonio David Flores. Sin embargo, no aportaba informes médicos ni psiquiátricos que acreditasen tales lesiones físicas o psicológicas. El ex guardia civil era despedido. La presunción de inocencia no importaba.

A partir de entonces, todo empezó a ir mal. Los españoles se cansaron de ver cada día los mismos argumentos y de utilizar el programa a favor de un falso feminismo que, en realidad, no tiene en cuenta a las mujeres. Incluso la Ministra de Igualdad, Irene Montero, utilizaba el programa de cotilleo para hacer política, algo que no gustó a los espectadores, que se pasaron a la serie turca de Antena 3.

Un año después, la situación es parecida y no se ha solucionado. Telecinco no ha entendido que Rocío Carrasco y todo su entorno no son la solución al problema sino parte del problema. Los seguidores del programa ven inadmisible la campaña de acoso y derribo no sólo contra Antonio David Flores sino también contra los hijos y contra la familia Mohedano. Esta fue la causa de muchos problemas que estaban por venir.

La Fábrica de la Tele optó por muchos despidos. Paz Padilla, Carlota Corredera y otros colaboradores fueron apartados del programa para reducir costes. Una de las colaboradoras más importantes, Lydia Lozano, ya no puede más y ha explicado que: “Jueves y viernes, tres presentadoras. Los lunes, dos presentadores. Si Jorge está malo, nos quedamos con un presentador. Yo voy un poco como de visita

“Estoy como cuando vas a una cena y no sabes ni quién hay ni dónde te sientas en la mesa“, añadió Lydia Lozano, dejando claro que hace mucho tiempo que Telecino y, en especial, Sálvame, es un caos.