Marcelino García Toral se va
Marcelino García Toral se va
Comparte

Marcelino García Toral se va

El entrenador español Marcelino García Toral ha anunciado este martes que deja de ser técnico del Athletic Club, club al que llegó en enero de 2021 e hizo campeón de la Supercopa de España y doble finalista de la Copa del Rey, al considerar que era el momento de “dar un paso al lado”.

“Creemos que ha llegado el momento de dar un paso al lado y cerrar una bonita historia. Estamos orgullosos de haber disfrutado del privilegio de entrenar al Athletic Club. Para nosotros, ha llegado el momento de dar las gracias y decir adiós”, aseguró en rueda de prensa, en San Mamés.

En este sentido, aseguró que el Athletic está “muy por encima” de las personas que puntualmente están, como él, en el club. “Después de hacer un análisis profundo de la situación, tras valorar los pros y las contras, hemos tomado esta decisión”, habló en nombre de su cuerpo técnico.

Los motivos para tomar esta decisión de hacer la mudanza y regresar a Gijón para estar con su familia –hasta que le salga un nuevo proyecto– son la falta de confianza y de interés de los candidatos a la presidencia –Ricardo Barkala, Iñaki Arechavaleta y Jon Uriarte (con quien no se llegó a reunir)–.

Con la salida del anterior presidente, Aitor Elizegi, y con la carrera electoral en marcha para elegir a su sucesor, Marcelino reconoció que hizo bien en no renovar tras constatar la falta de interés entre los aspirantes, tras reunirse con Barkala y Arechavaleta, en su continuidad.

“Es evidente que si los dirigentes que nos contrataron y nos permitieron trabajar con absoluta libertad hubieran seguido, habríamos aceptado la renovación porque teníamos su confianza plena y un proyecto. Me voy, nos vamos, porque siento que el club ya no me da la confianza que necesito ni me ofrece el apoyo para construir algo a medio o largo plazo”, aportó.

“En estas últimas semanas no he percibido el interés inequívoco ni la confianza a futuro para seguir siendo entrenador del Athletic Club. Estos argumentos nos han servido para confirmar que habíamos acertado al no prorrogar el contrato cuando se nos ofreció en varias ocasiones. He tenido una gran guerra, no una batalla, en mi interior: el corazón me decía quédate y la cabeza no puedes”, argumentó.

En este sentido, reiteró que no sintió el apoyo de los candidatos. “Ninguno de los dos me dijo que no contaba conmigo. No estoy dolido ni creo que me hayan faltado al respeto. La decisión correcta es dejar vía libre para que estas personas actúen con total libertad. Mi máximo respeto, no estoy dolido y así se lo he manifestado”, recalcó.

“Estaba dispuesto a seguir en el Athletic y hubiera firmado la renovación, lo dije y lo repito y lo mantendré. Los jugadores nos mostraron total confianza y su ilusión por que siguiéramos. Pero no es un ‘hándicap’ mi marcha porque creo absolutamente en esta plantilla y en sus posibilidades de mejora”, valoró.

Marcelino defendió su gestión en diecisiete meses en el cargo y también el haber jugado tres finales; dos de Copa del Rey y una, la ganada, en la Supercopa de España. “Llegamos aquí el 3 de enero de 2021 y durante diecisiete meses hemos tenido el privilegio de entrenar al Athletic. Nos sentimos orgullosos de haber aceptado esta grandísima oportunidad. La experiencia ha sido mucho mejor de lo que podíamos imaginar”, aseguró.

Y, entre las muchas gracias que quiso dar, destacó las dirigidas a su plantilla. “‘Eskerrik asko’ (gracias) a los capitanes y a la plantilla, que nos llevó a lo más alto y nos hizo campeones. Nos han demostrado su respeto, su compromiso y su profesionalidad. Ha sido el mejor grupo con el que he trabajado durante mis 20 años, casi, como profesional”, se sinceró.

“Gracias de corazón a la afición. Estuvimos huérfanos mientras nos atacó la pandemia. Luego supe el verdadero significado de estar en San Mamés como entrenador del Athletic. Hemos vivido noches mágicas y momentos inolvidables”, apuntó.

De cara al futuro del equipo, cree que el Athletic, llegue quien llegue a la presidencia y al banquillo, seguirá mejorando. “Hay buenas personas y grandes jugadores con experiencia, mucha calidad, talento y un futuro prometedor para los que están llegando. La plantilla quiere. Cuando quieres y crees, la mejora va a ser. ¿Cuánto? Sólo el futuro podría decirlo. Pero estoy plenamente convencido de que esta plantilla nos ha dado todo y nos podría haber dado mucho más”, aportó.

Por su parte, el presidente en funciones, Aitor Elizegi, se despidió con cariño de Marcelino. “Son demasiadas emociones para un club en un corto periodo de tiempo. Le acompañan un grupo de personas que en este tiempo hemos coincidido en muchas maneras de entender el día a día, el trabajo, la lealtad, la confianza, la forma de entender este club. Es una etapa que nos deja un equipo más fuerte y más seguro y que mira a los valores”, se sinceró.