El marido de Jesus Mariñas habla de él - FOTO EUROPA PRESS
El marido de Jesus Mariñas habla de él - FOTO EUROPA PRESS
Comparte

El marido recuerda a su gran amor

Jesús Mariñas fallecía el pasado martes, 10 de mayo, a causa de un cáncer de vejiga a los 79 años. Una muerte que dejaba un poco huérfano al periodismo rosa, un género que el gallego revolucionó y reinventó con su pluma ácida y afilada y con sus comentarios mordaces.

Enfermo desde hace cerca de dos años, el periodista sabía cual era su final y, genio y figura hasta el último día, dejaba claro entre sus últimas voluntades que no quería capilla ardiente y despedida pública. Se negaba a que su muerte se convirtiese en un espectáculo y por su tanatorio desfilasen amigos y otros que no lo eran tanto llorando su marcha.

Por eso, sus instrucciones a su marido y pareja en los últimos 36 años de su vida, Elio Valderrama, fueron precisas. No habría velatorio, su incineración sería en la más estricta intimidad y sus cenizas se esparcirían por A Coruña, al lado de los restos mortales de su madre.

Ahora, seis días después y tras seguir los deseos de Jesús Mariñas al pie de la letra, su viudo ha reaparecido y ha roto su silencio tras su discreto adiós al amor de su vida. Acompañado por Rosa Benito y Belén Rodríguez – grandes amigas del periodista – Elio ha disfrutado de una comida en uno de los restaurantes favoritos del gallego, rindiéndole una especie de homenaje póstumo al seguir con su vida, tal y como a él le gustaría.

Muy entero aunque visiblemente triste por la muerte de su marido, el fotógrafo nos ha contado en exclusiva cómo afronta estos delicados momentos: “Bien, estoy bien, estoy tranquilo, con mucha paz en mi cabeza”.

“Estaba aquí porque Jesús no quería nada con mucha gente y voy de grupo en grupo” nos ha contado en referencia a su comida con Rosa y Belén, asegurando, como decía su marido, que “las cosas se hacen en vida y no después de muerto ¿Sabes lo que te digo?”. “Después de muerto ni homenaje ni leches de nada. ¿Para *qué? ¿Para qué voy a contusionar todo” ha apuntado.

“Yo estoy muy bien. Mi casa está tranquila” y Jesús – del que sigue hablando en presente – está “de puta madre”. “No sé como explicarte, es una sensación muy raro todo. Yo creo que vamos a tener comunicación siempre, te lo juro de verdad. Era una complicidad… Me levantaba a las 6 y ya sabía lo que quería desayunar. Yo estoy tranquilo, muy tranquilo, con una paz que tengo en mi cabeza, en mi casa, en todos los sentidos*” ha revelado.

Sus primeras declaraciones tras la muerte de Mariñas, y el gran apoyo de Rosa Benito, inseparable de Elio y muy pendiente en todo momento de él, ¡en el siguiente vídeo!