Marta Riesco
Marta Riesco FOTO - Europa Press
Comparte

Marta Riesco, destrozada, ‘culpa’ a Olga Moreno de su ruptura y confiesa que Antonio David no le coge el teléfono

Tres días después de anunciar en directo su ruptura con Antonio David Flores por la decisión de última hora de su novio de no asistir a su fiesta de cumpleaños – cuando iban a posar juntos por primera vez – sin darle explicaciones, Marta Riesco se ha sentado en ‘El programa de Ana Rosa’ y, totalmente destrozada, ha desvelado que sigue sin saber nada del excolaborador, confesando derrotada que cada vez ve más complicada una segunda oportunidad en su relación, ya que el ex de Olga Moreno ni siquiera le coge el teléfono. Además, y hablando de la ganadora de ‘Supervivientes’, la reportera ha insinuado que es ella la ‘culpable’ del complicado momento personal que está atravesando.

“La verdad es que no me encuentro muy bien. No he sabido nada de él, así que la ruptura parece ser definitiva porque si alguien te quiere esto no lo haría. Han pasado ya muchísimos días para que una persona se de cuenta de cómo está la situación. Quizás le ha molestado que lo dijese en público en el programa, pero tiene que entender que me enteré ahí de que no iba a venir, me vine abajo y quizás fui demasiado sincera” ha explicado, desvelando que no ha hablado con Antonio David en los últimos días.

Reconociendo que pensó que iba a recibir una llamada de ‘perdón’ del ex guardia civil que no ha llegado y que no acaba de comprender – “conforme han ido pasando los días la situación ha ido empeorando porque pensaba que si ves a tu novia llorando en televisión yo por lo menos hubiese hecho algo para hacerme sentir mejor” ha señalado – Marta ha confesado que está “bastante mal” y que cada vez ve menos probable una reconciliación.

“Es una situación difícil porque no quiero hacer ver que es una persona que no está actuando bien; hemos tenido muchos problemas en nuestra relación, he luchado como una jabata con todo y no me ha importado porque si hay algo en la vida con lo que hay que luchar es el amor, pero me siento muy decepcionada porque no lo puedo justificar”, ha admitido, completamente destrozada.

Sin embargo, y por sorprendente que parezca, Marta ha defendido a Antonio David, asegurando que no es “mala persona ni malo ni mucho menos” y ha gritado de nuevo a los cuatro vientos que está “muy enamorada” del ex de Rocío Carrasco.

“Le he llamado y no me coge el teléfono y le he escrito y no me ha contestado” ha confesado, afirmando que no es la única persona de su entorno que no sabe nada de él porque Antonio David “no está bien psicológicamente”. “Le han pasado muchas cosas y sé que no se encuentra bien”, ha apuntado, dejando caer que la ‘culpable’ de su ruptura no es otra que Olga Moreno y repitiendo en varias ocasiones que el malagueño es “un grandísimo padre”: “Se vio en la tesitura de tener que elegir, no los niños y yo, otra elección. Se agobió y cortocircuitó”.

“No puedo contar su argumento para no venir a mi cumpleaños porque implica a otras personas. Solo puedo decir que la culpa la tiene él porque es la persona que tiene que poner las cartas sobre la mesa igual que las he puesto yo. Él es un gran padre y quizás por ese motivo no ha podido poner toda la carne en el asador como yo sí hecho”, ha dicho.

Sin poder contener las lágrimas Marta se ha lamentado que, después de haber esperado “muchísimos meses para no hacer daño” cree que “ya tocaba el momento de salir a la calle con mi novio, de poder ser feliz, hacer cosas que hacen las parejas…. He respetado los tiempos por él y en el último momento, en el último escalón, no ha podido ser”. “Con nuestras fotografías era patente que nosotros habíamos dicho ‘hasta aquí’, vamos para adelante; lo siguiente era el cumpleaños porque ya habían pasado los suficientes meses para vivir nuestro amor libremente”, ha añadido.

Dolida pero sin aclarar el motivo por el que Antonio David la dejó ‘tirada’ en el último momento – dejando entrever que la responsable sería Olga Moreno – Marta ha reconocido que el día antes de su cumpleaños estaba “muy nerviosa” por algo que pasó el miércoles (y que no ha contado) y tras lo que “intuí que podía pasar algo para que yo no tuviese el momento de felicidad que quería”.

“Él pasa un tiempo aquí, otro en Málaga, y se tuvo q ir pronto, horas antes de mi cumpleaños, antes de lo que quería, por cosas personales de ellos” ha señalado, confesando que fue por este motivo imprevisto por lo que cambió su cumpleaños al viernes, fecha en la que habían “pactado” hacer su “presentación oficial como pareja”, para que a él le diese tiempo de hacer “todas esas cosas que tenía que hacer” con su familia.

“He pasado por mucho más de lo que la gente se puede llegar a imaginar y cuando ya estaba todo hecho, todo construido, todo bien, de repente pasa esto. No te puedo responder a una reconciliación porque al final el que no habla conmigo es él. Yo le he llamado y no me lo ha cogido. Le he puesto mensajes y no me ha contestado. Es él quien no quiere tirar del carro” ha revelado muy emocionada.

Sin embargo, y sin nombrar en ningún momento a Olga ni explicar por qué Antonio David no pide unilateralmente el divorcio, la reportera ha justificado a su novio al asegurar que su “posición es muy complicada porque está batallando entre dos cosas muy fuertes. El amor que siente por mí y las circunstancias como están en otro lado”. “Yo he puesto mucha presión, la otra parte ha puesto presión y él simplemente ha reventado y no quiere saber nada ni por aquí ni por allí. Está en mitad de no querer hacer daño absolutamente a nadie y tiene que batallar con que yo quiero tener una vida normal porque me lo merezco”, ha confesado.

Reconociendo que han tenido crisis similares a esta y que no es la primera vez que se planta, Marta se ha lamentado de que, aunque “él no puede hacer más cosas de las que ya ha hecho” – como reconocer la relación, hacerse las fotos juntos y mandarle un ramo de rosas por su cumpleaños – sí cree que ella se merece “una serie de cosas que no me está dando porque no se le está permitiendo hacer ciertas cosas”. “Creo que él se le ha puesto todo tan complicado que ha hecho cortocircuito y ha dicho estoy bloqueado y no sé qué hacer con mi vida”, ha señalado, admitiendo que su reacción anunciando su ruptura en directo ha podido sentar muy mal a Antonio David, que quizás pensaba que ella le iba a justificar una vez más.

Dejando claro que sabe que la prioridad del excolaborador no es ella sino sus hijos, Marta ha vuelto a poner el foco sobre Olga al afirmar que “lo que yo no puedo pasar después de 8 meses que ha dicho que se separa, no puedo permitir estar encerrada en una casa por miedo a otras personas que no sean sus hijos. No puedo permitir que mi felicidad no llegue por otras personas”. “Pero el responsable es él y la decisión la tiene él. Por mucho que mi familia me dijese no hagas esto o lo otro, yo si quiero lo hago” ha añadido.

Unos ‘obstáculos’ que impiden vivir libremente su felicidad en los que, ha reiterado, Rocío Flores no tiene absolutamente nada que ver: “Al revés. Me ha cogido el teléfono, me ha estado consolando, hemos estado hablando. Respeta la decisión que ha tomado su padre gracias a Dios y me ha ayudado mucho”.