El Real Madrid quiere fichar a este delantero suplente - FOTO EUROPA PRESS
El Real Madrid quiere fichar a este delantero suplente - FOTO EUROPA PRESS
Comparte

Florentino Pérez se harta y le impone una multa millonaria

La relación entre el Real Madrid y Gareth Bale está llegando a su fin. Afortunadamente, el galés finaliza su contrato en 2022 y Florentino Pérez no renovará su contrato. Su destino será la Premier League y muy probablemente el Tottenham, que fue el club que lo vio crecer como futbolista y donde pasó los mejores de sus años. Su adiós no será plácido y bonito como el de Marcelo, todo lo contrario. La afición ha dicho basta y el madridismo está harto de este jugador.

La actitud nunca ha sido buena desde que llegó. Todo empezó con los problemas idiomáticos, pero también de convivencia en el vestuario. Bale se ha relacionad poco o nada con los compañeros y esta distancia física y emocional se ha traducido en problemas de integración. No es todo. A todo ello se le suman problemas de disciplina. Tras el partido contra el Sevilla FC, en el que el Real Madrid remontó y el resultado fue clave para la consecución de la Liga, no celebró la victoria junto con el resto de compañeros.

El periodista de Onda Madrid, Carlos Rodríguez, ha explicado que el Real Madrid está estudiando sancionar a Gareth Bale por su última falta de respeto. Resulta que el galés se ha negado a participar en una convocatoria argumentando una excusa estúpida. Según el convenio de la Liga, si el club consigue demostrar que Bale mintió y que no tenía las molestias aducidas, la multa podría llegar a los 400.000 euros.

El jugador tenía dos opciones. Intentar marcharse con la cabeza alta e intentar conseguir el cariño de la afición jugando partidos o, por otro lado, buscar el cabreo (todavía más) de la afición. Ha optado por esta segunda opción, con el riesgo de que el equipo que lo quiera incorporar se lo piense dos veces antes de dar el paso.