La nueva ONG en Arganzuela enfocada en la alimentación energética
La nueva ONG en Arganzuela enfocada en la alimentación energética
Comparte

Una nueva ONG en el barrio de Arganzuela con un enfoque novedoso: Alimentación energética y vegana

En nuestro barrio se ha abierto una nueva ONG, la Fundación Soysol (Consulta aquí su ubicación). Lo interesante de ella es que se encuentra en una situación muy peculiar porque aunque es nueva ya ha empezado a hacer algunas actividades interesantes esta primavera. El fin de semana pasado terminó el curso de alimentación energética y vegana para la primavera. En este video puedes ver qué bien lo pasamos.

El enfoque de alimentación que dan es muy curioso, ya que por un lado es energético y por otro se invita a comer todo vegano. La idea motriz es evitar dañar a la tierra con el exceso de consumo de carne roja, que no solo es una de las principales causas de emisiones de CO2 a la atmósfera, sino que además la industria cárnica está detrás de la erosión de muchos terrenos en nuestro planeta.

La alimentación energética por su parte es muy amplia, es un enfoque distinto a muchos otros. No es vegetariano, y aunque simpatiza con lo vegano, en puridad tampoco lo es. Es muy distinta a la alimentación crudivora o crudivegana, porque considera al alimento con una potencialidad mayor a la simplemente nutritiva, y prefiere cocinar la mayoría de los alimentos para hacerlos energéticamente más valiosos. También se distancia de otro tipo de alimentaciones, como la ayurveda, a las que reconoce de gran calidad, pero que no comparte todos los fundamentos, aunque algunos sí.

La alimentación energética tiene su origen en Japón y bebe también de las fuentes de la medicina oriental, viendo los alimentos como una fuente de energía que pueden mejorar la salud física, pero que va más allá del cuidado de la tierra y el cuerpo. Su alcance es similar a cualquier terapia energética porque puede transformar emociones y potenciar los resultados positivos de la meditación o de cualquier tipo de práctica sanadora.

mejor mundo

La alimentación energética aprende a equilibrar el alimento entre yin y yang, evitando los extremos, y además no solo toma en cuenta las estaciones, y los productos característicos en cada una de ellas en cada lugar, sino que además relaciona las estaciones, según la medicina oriental, con el tratamiento de ciertos órganos, elementos, colores, emociones. En fin, que es verdaderamente un enfoque muy completo.

En la primavera, por ejemplo, que tiene que ver con el hígado y la vesícula biliar, es el momento ideal para desintoxicar estos órganos, pero no solo. En la cultura de occidente, aunque no hayamos estudiado ni las energías, ni la medicina oriental, sabemos que el hígado tiene que ver con el enfado, tan es así que se dice eso de “esto me ha sentado como una patada en el hígado”, cuando algo nos ha irritado. Lo que no sabemos es que además de la rabia, la frustración, este órgano tiene que ver también con la generosidad, con la bondad de corazón, y eso no lo sabemos en lo absoluto, ni que con los alimentos podemos contribuir a transformar emociones.

En fin, que ya estamos deseando que empiece el curso nuevamente después de las vacaciones de verano, para adentrarnos sin duda en el estudio de la alimentación energética y vegana para el otoño, ya que la ONG abre sus plazas de inscripción a mediados de junio. Además, se realiza manera muy cómoda, porque se puede tener una idea bastante buena en tan solo 4 sesiones de periodicidad quincenal, y además de aprender las bases teóricas, aprenderemos a cocinar platos muy deliciosos, equilibrados y nutritivos, cuyo aporte transciende a la salud del cuerpo, sino también la del alma.

María del Pilar Novoa Salvador

Directora de la Fundación SoySol

info@fundacionsoysol.org

www.fundacionsoysol.org