Marta Riesco
Marta Riesco FOTO - Europa Press
Comparte

Marta Riesco carga contra Rocío Carrasco y desvela la gravedad del trasfondo de su llamada

No puede más. Marta Riesco está sobrepasada por las durísimas críticas que ha recibido de diferentes colaboradores por desvelar su conversación telefónica con Rocío Carrasco – que sigue mantiendo que se produjo y en los términos que ya ha contado – y, sin poder contener las lágrimas, ha arremetido desde ‘El programa de Ana Rosa‘ contra la ex de Antonio David Flores sin entender cómo, después de acusar al padre de sus hijos de algo tan grave como maltrato, es capaz de llamar a la actual novia de su ‘maltratador’ para “cachondearse” de ella, intentando “denigrarla” de un modo que, avisa, “no está dispuesta a consentir”.

Sin cambiar ni una sola coma de la llamada de Luis Pliego, director de ‘Lecturas’ en la que habló en manos libres con Rocío Carrasco y ésta le propuso tomarse un café juntas porque tenía una oferta que le podría interesar, la reportera ha asegurado rota en lágrimas que “no soy mala persona”, insistiendo en que “jamás bajo ningún concepto me inventaría algo así”.

Después de que en las últimas horas se haya filtrado que en la famosa comida de Rocío Carrasco y Pliego fue la cantante Anabel Dueñas – quien se incorporó en los postres – quien habría propuesto en tono jocoso que Marta Riesco cantase su “No tengas miedo” el próximo 11 de mayo en el concierto homenaje a Rocío Jurado en Sevilla, la periodista ha comentado que le parece “denigrante” que ahora se justifique la llamada “porque se estaban cachondeando de mí”.

“Que una persona que dice que es una mujer maltratada llame a la pareja o expareja de su maltratador para reírse de ella…” ha denunciado Marta, dolida por el “escarnio público” que está sufriendo cuando fue ella quien destapó este asunto: “Me están intentando ridiculizar, vejar, y de mí no se ríe nadie” ha advertido, confesando que está deseando escuchar la explicación que da Rocío Carrasco de su conversación con ella.

Así, retando a la madre de Rocío Flores, le ha lanzado varias preguntas que, espera, conteste esta tarde en su visita a ‘Sálvame’, como por qué una mujer que ha denunciado ser maltratada llama a la novia enfadada de su presunto maltratador, si lo que quería era reírse de ella o si es cierto que quería que cantase ‘No tengas miedo’ en el concierto homenaje a Rocío Jurado. Además, Marta se ha preguntado cuál es la encerrona que querían hacerle y qué habría pasado si ella hubiese aceptado esta reunión con la ex de su chico.

“No me dejéis de loca. Yo no he cambiado mi versión, yo hablé con Rocío Carrasco y no he escuchado a nadie más que ella invitarme a un proyecto laboral que no puedo rechazar. Se están cometiendo atrocidades contra mi persona solo por haber dado una información incómoda, pero yo ejerzo un periodismo libre en un programa en el que no se me dice lo que tengo que decir” ha añadido, indignada con la polémica que la rodea.

“A veces la gente confunde que seas simpática o divertida con que eres tonta y no soy tonta”, ha señalado, asegurando que es consciente que, por mucho que ahora Rocío se quiera justificar con eso, sabe que no iba a cantar por Rocío Jurado en un escenario. “Es muy grave que después de acusar a una persona de un delito muy grave como el de maltrato se estén cachondeando de mi en una comida” ha insistido, pidiendo que se ponga el foco en este controvertido asunto que demostraría las ansias de venganza de Rocío contra Antonio David cuando, en palabras de la reportera, “está tan mal que no puede ni llamar a sus propios hijos”.

Sin aclarar si grabó su breve conversación con la mujer de Fidel Albiac – aunque está segura de que Luis Pliego y ella sí la grabaron – Marta ha asegurado que tiene “sus pruebas” y que no diría lo que está diciendo si “no estuviese cubierta”.

“Estoy esperando a ver que dicen ellos porque todo se está basando en si hablé con altavoz con ella o no y yo he repetido hasta la saciedad mi versión. Yo escucho a Rocío Carrasco y repito que hablo con ella en altavoz, pero aunque quieren que todo se enfoque en eso lo importante es qué se estaba pretendiendo conmigo, que en ese momento estaba muy enfadada con Antonio David, qué encerrona pretendían hacerme. No entiendo ese juego” ha apuntado, dejando la pelota en el tejado de la hija de Rocío Jurado, que tendrá que explicar por qué llamó a la ex de su presunto maltratador y con qué intenciones.

Pero ese no es la única polémica que rodea a Marta Riesco, ya que tanto ella como Olga Moreno están en la Feria de Abril y, si el destino así lo quiere – ya que Sevilla no es tan grande y las casualidades existen – podrían encontrarse frente a frente. Una posibilidad que, la reportera, prefiere no plantearse, confesando que si la ve la mirará a los ojos y le dirá buenas tardes, aunque preferíría no tener que hacerle ninguna pregunta por respeto, ya que sería algo incómodo para ambas: “Con la mala suerte que tengo seguro que me la encuentro, pero la he visto guapísima y supongo que estará mejor anímicamente, así que me alegro por ella”.