El Padre Apeles tiene nuevo trabajo
El Padre Apeles tiene nuevo trabajo
Comparte

El Padre Apeles se dio a conocer tras su participación en Crónicas Marcianas

Los que tienen una edad, saben quién es. El Padre Apeles era uno de los habituales del plató de Crónicas Marcianas, un programa que se emitió en los años noventa y a principios del nuevo siglo. Era habitual ver su cara en televisión, al lado de Kiko Matamoros, Javier Sardá, Boris Izaguirre, etc. Pese a su carrera teólogica, se convirtió en un personaje público y que provocaba opiniones de todo tipo, algunas de ellas polémitcas.

20 años después, ha vuelto a los medios de comunicación y lo ha hecho para presentar su primer single. Me pidieron muchas veces que grabara un disco, pero no era el momento” , ha explicado ante los medios de comunicación. Le acompañan la voz de Kevina Kul, la guitarra de Pedro Elipe y Sergio Kuhlman al piano. Todos han presentado el videoclip ‘Baila la Vida’. Sin embargo, quiere dejar claro que no quiere volver al foco mediático: “No pienso volver al circo, esto es solo un divertimento”.

“Es un bolero que habla de la depresión, algo por lo que he pasado y que conozco bien”, algo que el Padre Apeles conoce muy bien y así lo reconoce: “hay antecedentes maníaco-depresivos en mi familia”. Y añade que la vida loca por los platós le pasó factura: “Empecé tomando pastillas para dormir. Luego, a mezclarlas con whisky para potenciar la sensación de letargo. Al final acabé sin querer levantarme de la cama”.

Este es el nuevo trabajo del Padre Apeles, pero no es el único. Actualmente reside en Roma, donde está estudiando la Historia de la Iglesia. Compagina ambos empleos, uno en serio y el otro como divertimento. Ha tenido muchas ofertas para colaborar en Telecinco, pero todas las ha rechazado. En este sentido, siempre se ha mostrado muy crítico con Rocío Carrasco a la que explica que ya conoció en el pasado, en Canal 9 (la extinguida televisión autonómica valenciana) durante el famoso programa ‘Tómbola’.