Una ex jugadora del Barça denuncia conductas abusivas - FOTO EUROPA PRESS
Joan Laporta - FOTO EUROPA PRESS
Comparte

Laporta desea despedir a Messi en el Camp Nou y apunta al 125º aniversario del club

El jugador argentino Leo Messi puso rumbo a París en verano de 2021 sin poder despedirse de la afición del FC Barcelona, club en el que se crió y jugó hasta la temporada pasada, por lo que el presidente blaugrana, Joan Laporta, quiere y espera que el histórico ’10’ pueda tener un homenaje de despedida en el Camp Nou ante su afición, y apunta como fecha “fantástica” a 2024 con el 125º aniversario de la entidad.

Según ha sabido Europa Press, la idea de Joan Laporta es dar carta blanca a Leo Messi para que tenga la despedida ante la que fue su afición “cuando quiera”, aunque vería como una oportunidad de oro poder hacerlo, con todos los honores, en el marco de ese 125º aniversario, en noviembre de 2024.

Además, el presidente blaugrana cree firmemente en que es posible reconducir la situación actual entre club y jugador, sobre todo a nivel “institucional”. Y una manera de lograrlo sería pactar ese merecido homenaje a un Leo Messi que con 778 partidos es el jugador con más duelos disputados en la historia del club, además de ser su máximo goleador con 678 goles.

Cifras de ensueño y que asustan a quienquiera que busque igualarle. Pero ello no quita que, en agosto de 2021, se hiciera oficial su salida tras no renovar su extinto contrato. Una situación difícil para ambas partes, pero el club optó por no sacrificar la competitividad en la plantilla a costa de dedicar la mayoría de unos reducidos recursos a renovar al ’10’.

“Messi tendrá su despedida cuando él quiera. Y sería fantástico hacerlo en el 125º aniversario. Él no se fue contento porque no entendió por qué no podía seguir. Le gustaría no haberse ido”, explicó Laporta en un encuentro con medios en el que estuvo Europa Press.

No obstante, con el paso ya de los meses y con el jugador en el Paris Saint-Germain, desde el club blaugrana creen que el argentino, pese a la rabia sentida en su momento, ya entiende la decisión de un FC Barcelona que entonces no quiso comprometer su viabilidad económica y rechazó el pacto con el fondo inversor CVC que proponía LaLiga y que habría permitido inscribir a Messi.