José Ortega Cano y Gloria Camila
José Ortega Cano y Gloria Camila FOTO - Europa Press
Comparte

Ortega Cano y Gloria Camila guardan silencio tras las declaraciones de Rocío Carrasco sobre su docuserie

Después de casi un año esperando Mediaset ha anunciado que la segunda parte de la docuserie de Rocío Carrasco, ‘En el nombre de Rocío’, se va a estrenar muy pronto y, como adelanto hasta que podamos ver al completo la verdad de por qué la hija de Rocío Jurado no tiene relación con nadie de su familia, unas declaraciones que no han dejado a nadie indiferente y con las que la ex de Antonio David Flores ha vuelto a hacer temblar los cimientos del universo ‘Ortega Mohedano’.

Más fuerte que nunca y reconociendo que este año le ha servido de “reparación y sanación”, Rocío carga contra quienes “han insultado y han utilizado el nombre de Rocío Jurado en vano, pisando su nombre y arremetiendo contra la persona que ella más quería en el mundo”, en referencia a sí misma. ¿Nervios en la familia de ‘La más grande’ ante las cosas que podría contar su hija en la segunda entrega de su historia?

Y es que además de revelar que contará por qué no tiene – ni quiere tener – relación ni con sus hermanos Gloria Camila y José Fernando, ni con Ortega Cano, ni con sus tíos Amador y Gloria Mohedano, Rocío ha adelantado que encontró unos documentos de su madre que “pueden ser comprometedores para algunas personas y que pueden cambiar el rumbo de la historia” y que señalan directamente al torero, pues asegura que “ya están en los tribunales”. “No estoy para vengarme, sino para contar la verdad”, advierte.

Ajenos al revuelo formado por el inminente estreno de ‘En el nombre de Rocío’ Gloria Camila y Ortega Cano continúan con su vida con normalidad y demostrando su unión incondicional en estos delicados momentos. Así, padre e hija han asistido este domingo a la corrida de Álvaro Burdiel – a quien apoder el viudo de Rocío Jurado – en Las Ventas sin querer pronunciarse sobre las polémicas declaraciones de Rocío Carrasco, con las que ha vuelto a abrir la caja de Pandora.

Muy serio, Ortega Cano llegaba en primer lugar a la plaza de toros y minutos después lo hacía su hija, con idéntica actitud a la de su padre. Silencio absoluto ante la segunda parte de la docuserie de la mujer de Fidel Albiac, evitando pronunciarse sobre sus durísimas declaraciones acusándolos de pisar el nombre de su madre y sobre la existencia de un segundo testamento de Rocío Jurado que cambiaría el rumbo de las cosas.