Carlo Ancelotti
Carlo Ancelotti
Comparte

El Real Madrid protesta por un calendario injusto

El mundo del fútbol ha cambiado mucho en los últimos años. El fútbol actual no tiene nada que ver con el de los años ochenta, noventa y principios de siglo. Entonces se veían los partidos en televisión de manera gratuita, en abierto. Las televisiones autonómicas emitían el partido de los sábados por la noche y el resto de encuentros se disputaban a la misma hora, el domingo a las cinco. Un horario unificado parecido al de los últimos encuentros de la temporada.

Con la llegada de los canales de pago, la situación cambió por completo. La demanda procedente de otras partes del mundo, en especial, el mercado asiático y americano, también modificó los hábitos de consumo. Desde hace muchos años, no hay dos partidos que se jueguen a la misma hora, de modo que un forofo de este deporte puede dedicar todo un fin de semana a ver un partido tras otro, sin parar.

Este escenario ha convertido a los clubes en ‘esclavos’ de las televisiones que, al fin y al cabo, son quienes les proporcionan cuantiosos ingresos que sirven para pagar los elevados sueldos que perciben los jugadores. No mandan los clubes, mandan los intereses económicos, por lo que son estas grandes empresas quiénes acaban ‘imponiendo’ los horarios de los partidos.

Esto provoca frecuentemente quejas entre los equipos. Nadie está contento sobre su calendario. Ahora, el Real Madrid ha protestado porque considera que su planificación de los próximos meses es injusta y perjudica sus intereses. Tendrán que jugar ‘seis’ finales entre Liga y Champions en sólo 21 días. Granada, Sheriff, Sevilla, Real Sociedad, Inter y Atlético. Serían 7 partidazos si el calendario quiere que el partido ante el Athletic sea el día 1 de diciembre.

El fútbol modesto y tradicional ha desaparecido. Los clubes son conscientes de que sus ingresos proceden de los patrocinadores y de la televisión (a través de los derechos de imagen). Las ganancias procedentes de los socios (entradas) son un porcentaje muy menor.


Comparte