Reina Letizia
Reina Letizia
Comparte

El percance de la Reina Letizia sigue dando que hablar

Los Reyes han viajado a Estocolmo para reunirse con los Reyes de Suecia en el palacio real. La visita ha sido muy comentada en ambos países y también en Europa, pues el encuentro se repetía después de mucho tiempo de espera. Las restricciones de la pandemia y los impedimentos para viajar y para concertar reuniones presenciales, han provocado que muchas relaciones personales e institucionales se enfriaran. Ahora, si la nueva variante no lo impide, parece que volvemos a la nueva normalidad.

Por fin, tras muchos meses de espera, Don Felipe VI y Doña Letizia se reunieron con Gustavo XVI y Silvia de Suecia. Fue en ese momento, durante la recepción oficial, cuando Letizia protagonizó un despiste que fue captado por todos los medios de comunicación. Se le cayó el bolso al suelo y todos los reporteros gráficos pudieron ver su interior.

La Reina se disculpó amablemente y se agachó para recogerlo. Involuntariamente dio la espalda a los asistentes al besamanos y varias personas acudieron al rescate. Es una simple anécdota que será recordada en torno al viaje a Suecia, igual que se recordarán los objetos que pudieron percibirse: un teléfono móvil personal así como un tubo de pintalabios para retocarse el maquillaje si fuera necesario.

Los medios de comunicación han abierto el debate sobre la conveniencia de llevar bolso en este escenario. Se trata de un ‘cluth’ en piel de serpiente verde, diseñado por diseñadora Lidia Faro. Su tamaño es limitado, de modo que en su interior caben pocos objetos personales.

En cuanto al vestido, Letizia eligió una ropa preciosa creada por Cherubina, una marca de ropa sevillana. Era un vestido cruzado, de color verde oscuro, a juego con el bolso del percance. También tiene un ligero escote que estiliza a la Reina y define d manera muy elegante su figura.


Comparte