Rocío Carrasco quiere que Belén Esteban vaya a la cárcel
Rocío Carrasco quiere que Belén Esteban vaya a la cárcel
Comparte

Rocío Carrasco no consigue levantar la audiencia de Telecinco

Confirmado. Rocío Carrasco no es una buena carta para solucionar los problemas de audiencia de Telecinco. Todo lo contrario. La primera cadena de Mediaset y, en especial, Sálvame, pierde espectadores desde antes del verano. Los principales directivos pensaron que la figura de Carrasco serviría para revertir la situación, así que decidieron explotar la segunda parte de su documental. El resultado ha sido un fracaso.

El público ha dado la espalda a todo lo que tiene que ver con Rocío Carrasco y su vida. Parece claro que los espectadores no se fían de un discurso en el que la palabra es la única prueba de lo que se denuncia. Hace unos días, el martes, durante el avance de Montealto: regreso a la casa ya quedó claro que a la audiencia no le interesaba nada la vida de la hija de Rocío Jurado cuando ésta consiguió un pésimo 12,2%. El Hormiguero, su máximo competidor, hizo un 16,6%.

Este viernes, 1.345.000 espectadores estaban frente a la pantalla, lo que significa un 14% de audiencia. Ha mejorado respecto de la anterior, pero hay que tener en cuenta que el anterior capítulo (cuando se consiguió el 12%) duró 50 minutos. Este último, unas cuatro horas.

Sorprende y preocupa la baja audiencia. Hemos de tener en cuenta que si el programa se prolonga hasta las 2 de la madrugada, hay menos audiencia en general y, por tanto, los porcentajes pueden ser más altos. No fue así. Muy lejos están de los 30% que se consiguieron durante los primeros capítulos del primer docudrama.

Tu cara me suena fue el gran vencedor con un 21.5% de cuota de pantalla y dos millones y medio de espectadores. Telecinco tiene que cambiar muchas cosas si quiere a ser la Telecinco de antes.