Rocío Carrasco hunde la audiencia de Telecinco
Rocío Carrasco hunde la audiencia de Telecinco
Comparte

Rocío Carrasco: “Ha llegado el momento de dejar a mi hija a un lado porque lo único que genera es dolor”

Dejando claro que no necesita preparar sus entrevistas y que está perfctamente capacitada para responder a todo y a todos – algo que Rocío Flores, puso en duda hace unos días, apuntando a que su madre tenía que consultarlo todo con Fidel Albiac – Rocío Carrasco ha visitado este miércoles ‘El programa de Ana Rosa’ y, como no podía ser de otro modo, se ha pronunciado sobre su hija, confesando por qué no está todavía preparada para mantener una conversación con ella.

Tranquila pese a sentarse por primera vez en el plató en el que trabajan tanto Ro como Gloria Camila – “no tengo sentimientos encontrados” ha asegurado, recordando que en ese mismo espacio es donde estuvo, en el programa de María Trea Campos, entre 1999 y 2003 – Rocío no ha esquivado ninguna pregunta y, con una emoción contenida que no ha pasado desapercibida, ha confesado qué siente cuando ve a su hija.

“Me encantaría reescribir mi historia. Qué duda cabe que si la pudiera reescribir mis hijos hoy por hoy estarían conmigo porque no hubiera cometido algunos errores que cometí, algunos errores que asumí cuando hice el documental, como darle la custodia compartida a un psicópata, pero si lo pudiera volver a reescribir la cosa sería diferente, pero desgraciadamente no puedo” ha señalado, apuntando directamente a Antonio David como el culpable de la nula relación que mantiene con Rocío y David desde hace años.

Aludiendo al “episodio” Rocío ha asegurado que “solo he contado lo imprescindible para que la historia que había vivido se entendiera. Con todo el dolor de mi corazón, pero era la única manera de que esos 20 años que he estado mermada, hundida, enterrada en vida, de alguna forma se pudiera entender”. “Sin haber contado eso que es la obra maestra ‘del ser’ no se hubiera entendido absolutamente nada, no se podían entender muchísimas cosas de las que he vivido y cosas que a día de hoy no han cesado por parte ‘del ser'”, ha explicado.

A punto de romperse en varias ocasiones, Rocío ha confesado que no es plato de buen gusto para ella que se siga hablando de ese episodio porque “al final lo único que genera es dolor en ella, en mí y en todo”. “A ella le supone dolor y a mí tener que revivir otra vez lo mismo. He salido hace seis meses de estar bajo tierra y en 6 meses no puedo cambiar todo lo que se ha formado y la bola y la mentira con la que ha crecido todo el mundo, inclusive ella”, ha añadido.

“Ha llegado el momento de que a mi hija la voy a dejar a un lado porque el volver a narrar lo que ya he contado y decir lo que ya he dicho, con todo el dolor de mi corazón, porque ya me hubiera gustado a mí no tener que vivirlo, lo único que genera es daño, a mí me mata. Vamos a dejar a Rocío a un lado. Vamos a centrarnos en la otra parte de mi vida para poder seguir adelante”, ha pedido, anunciando así que no volverá a hablar de su hija.

¿Una puerta abierta a un posible acercamiento a la joven? Por el momento parece que no: “No me podéis pedir* yo no estoy capacitada emocional ni medicamente ni personalmente para dar pasos que se me piden de continuo, las circunstancias no son las más adecuadas”.

“Tengo esperanzas de que algún día se pongan las cosas en su sitio y cada uno sea consecuente y consciente. No te puedo decir más. Necesito tiempo para recuperarme. Es una puerta, simplemente, de momento se va a quedar así y de momento lo que voy a hacer es apartar ese tema a un lado porque solo genera dolor a mí y a ella”, ha explicado, confesando que no está lista para retomar la relación con Rocío.

Por eso, y dolida cuando escucha que no le ha importado el sufrimiento de sus hijos, la ex de Antonio David ha dejado claro que “si no me hubies importado el sufrimiento de mis hijos no habría pasado todo lo que he pasado en 20 años, no hubiese llegado a ese punto”. “Todo lo que hice durante 20 años fue mirando por la cara de esos dos niños, por su mente y por su salud emocional. Fue un error para mi, yo me he equivocado para mí, claro que sí”, ha asegurado.

Sobre su hijo David, silencio absoluto: “El tema de mi hijo no lo voy a contar ahora ni lo voy a narrar. Es un tema que para mí es dolorosísimo y cuando se tenga que ver se verá”, ha zanjado.