osteopatia-madrid

La osteopatía es una técnica no invasiva que resulta ideal para mejorar el estado de salud evitando el uso de fármacos.

En la osteopatía se concibe el cuerpo como un todo que está unido. Por ello, se utilizan tratamientos que se dirigen hacia una recuperación del equilibrio corporal en general, ayudando a los diferentes sistemas del cuerpo y órganos a mejorar su funcionamiento. No solo es encontrar el centro del dolor del paciente, es conocer lo que causa ese dolor para ofrecer soluciones que hagan que el cuerpo pueda defenderse atacando al origen de la dolencia y no solo el síntoma.

Muchas personas buscan este tipo de tratamientos para mejorar sus dolencias y encontrar el equilibrio que necesitan evitando los efectos secundarios de la medicina tradicional.

¿Cómo elegir un centro de osteopatía en Madrid?

Ir a un centro de osteopatía en Madrid es una buena manera de complementar la atención médica necesaria para mejorar. El objetivo de esta técnica es llegar hasta el fondo del problema que causa que aparezcan síntomas molestos y dolorosos, atacando esa raíz y ayudando al cuerpo a poder diagnosticar y defenderse de lo que causa daño.

De ahí que haya personas que decidan acudir a un centro de osteopatía para poder atajar sus dolencias con este tratamiento que busca ayudar al cuerpo a aprender a curarse y mantenerse saludable.

Para realizar estas técnicas es importante acudir a profesionales, ya que se utilizan para manipular zonas específicas del cuerpo.  Un osteópata tiene la cualificación y formación que se necesita para realizar estos tratamientos de manera segura.  Acudir a un centro de osteopatía especializado puede ayudar en caso de dolores de cuello, de cabeza o de espalda, entre otros. Estas suelen ser dolencias muy comunes a todas las personas.

En estos últimos años mucha gente está atada a una silla de oficina por el trabajo. Muchas horas frente al ordenador, junto con una mala postura al estar sentados, pueden provocar la aparición de diferentes dolores musculares. Con ayuda de un profesional de la osteopatía, aliviar y mejorar el estado del cuerpo será más sencillo. Además de los tratamientos que decida aplicar, también pueden ofrecer consejos para poder encontrar la mejor postura trabajando y ejercicios específicos para evitar lesiones mientras se está trabajando.

Osteopatía visceral: todo lo que necesitas saber

Las técnicas que aporta la osteopatía van dirigidas hacia conseguir un funcionamiento adecuado del organismo mediante el uso de técnicas manuales. Gracias a ellas se espera poder recuperar la movilidad del esqueleto ayudando a que el cuerpo y sus órganos puedan recuperarse de sus dolencias y sanar.

La osteopatía se puede utilizar para llegar hasta diferentes partes del cuerpo, y una de ellas son los órganos internos.

Al hablar de osteopatía visceral nos referimos a la que aborda los problemas y dolencias que pueden aparecer en las zonas abdominal, pélvica y el tórax. Estas abarcan diferentes sistemas importantes dentro del cuerpo como pueden ser el sistema digestivo, respiratorio y cardiovascular. Los órganos que están dentro de lo que se conoce como órgano visceral tienen movimiento, y que funcionen de forma correcta es esencial para que el cuerpo pueda estar en plenas facultades.

Sin embargo, en ocasiones puede que alguno de estos órganos se queden adheridos a otra estructura, a esto se le llama disfunción visceral. En caso de dejar pasar el tiempo sin un tratamiento adecuado para solucionar el problema el órgano puede sufrir y dejar de funcionar de forma adecuada.

El trabajo del profesional de la osteopatía en este caso, es encontrar el fallo en la movilidad y volver a restaurarla consiguiendo que el órgano vuelva a cumplir con su función. Que falle un órgano visceral puede influir en otras partes del cuerpo porque, aunque sean órganos que se muevan libres, pero todo el cuerpo se encuentra conectado. Por eso, en ocasiones hay que utilizar osteopatía visceral para corregir algún problema que afecte a otros sistemas.

Osteopatía craneal

Muchas personas sufren de dolores y problemas como las migrañas, vértigos, problemas en la columna o daños derivados por un fuerte estrés. Todas estas afecciones puede analizarlas un osteópata profesional mediante el uso de técnicas de osteopatía craneal.

Con la osteopatía craneal el profesional trata de devolver el equilibrio y la movilidad natural al cráneo. Y es que el sistema nervioso central es parte fundamental para que nuestro cuerpo pueda realizar todas sus funciones sin problemas. De ahí la importancia de, en cuanto aparezcan síntomas, ir a un profesional de la osteopatía craneal para que haga un examen.

Cuando un paciente se acerca a una consulta de osteopatía para recibir un tratamiento en la zona craneal, para la persona suele resultar algo que le hace sentir bien. Sin embargo el profesional debe aplicar el tratamiento de manera suave y con conocimiento de lo que está haciendo, porque es algo muy complejo. De ahí la importancia de acudir a un centro especializado con profesionales cualificados para aplicar estas técnicas, ya que es necesario mucha práctica para realizarlas de manera correcta.

Osteopatía estructural

Con la osteopatía estructural intentamos, mediante la manipulación con las manos, que la movilidad de músculos, ligamentos y huesos vuelva a la normalidad. Nuestro sistema músculo-esquelético puede sufrir problemas derivados de malas posturas durante el trabajo, sobreesfuerzos como al practicar deportes de alto impacto o incluso por sedentarismo.

Son diferentes los factores que pueden provocarnos daños en este sistema provocando falta de elasticidad y movilidad. Nosotros estamos hechos para movernos con libertad, y la falta de ese movimiento provoca que aparezcan diferentes enfermedades que, de no tratarse, pueden derivar en otros problemas mucho más graves.

Un tratamiento con osteopatía estructural permite a los profesionales poder realizar una manipulación de estas partes del cuerpo dañadas y devolverles la movilidad que están perdiendo.