Sálvame sigue con los despidos
Sálvame sigue con los despido
Comparte

Sálvame sigue reduciendo gastos

Los aficionados a Sálvame pueden empezar a llorar. El programa de Telecinco no pasa por su mejor momento. De hecho, desde el pasado verano, pierde audiencia. El buque insignia de la ‘Fábrica de la Tele’ no sólo ha sido líder de audiencia de Telecinco en la última década sino a nivel estatal. Fue a partir del docudrama de Rocío Carrasco que todo empezó a torcerse. Los españoles empezaron a optar por otros programas de la competencia.

Las medidas pueden ser drásticas, pero, de momento, han sido parciales. La cadena ha optado por algunos despidos sonados como el de Paz Padilla. La gaditana fue apartada del programa aduciendo un incumplimiento del código de conducta. Resulta que la ‘Chusa’ de LQSA se enzarzó con Belén Esteban a cuenta de las mascarillas, las vacunas y el coronavirus y terminó abandonando el programa. La productora utilizó esta excusa para echarla.

Personas muy cercanas al entorno de Rociito, como Carlota Corredera, también hicieron las maletas, igual que personajes importantes de dirección y producción, que normalmente no aparecen ante las cámaras. El presentador principal, Jorge Javier, puede ser el último, pero aguantará dentro del barco hasta el último momento. Todos estos despidos tienen el objetivo de evitar la cancelación definitiva, aunque este momento está muy cerca. Paolo Vasile confía en que Supervivientes será la salvación de Telecinco, pero no hay nada seguro.

Hace poco hemos conocido un nuevo despido. Una restructuración de plantilla que no hace sino confirmar que la productora necesita reducir gastos ante la falta de ingresos por la caída de la publicidad. Alberto Díaz, que es el actual director de Sálvame, también dirigirá el Sálvame Deluxe. Patricia González se irá del Deluxe y pasará a presentar el programa diario. El formato de los viernes por la noche también ha sufrido una caida de audiencia y hay que intentar cambiar la dinámica.