Sara Carbonero
Sara Carbonero
Comparte

Sara Carbonero también recibe críticas

La periodista Sara Carbonero ha demostrado su lado más solidario con las personas más necesitadas. La expareja de Iker Casillas ha sido protagonista de una campaña por la inclusión de personas con alguna discapacidad, en especial, los más pequeños. En concreto, busca acercar la lectura a pequeños con discapacidad auditiva o visual. La campaña la protagoniza McDonald’s con su Happy Meal Readers y ella ha colaborado activamente.

Carbonero ha puesto voz a estos 12 libros. Según ella, ha sido “una experiencia muy enriquecedora”. “Para mí, como madre, compartir en familia una buena historia es un momento único que me encanta disfrutar todas las noches con mis hijos. Me ilusiona pensar que a través de estos relatos más niños en España podrán tener acceso a momentos de ocio y diversión en familia. Además, considero de gran importancia despertar el interés por la lectura en los niños a temprana edad, ya que esto contribuye al desarrollo de su creatividad y de otras habilidades cognitivas y sociales”, ha destacado.

Un gran gesto del que se han hecho eco sus seguidores en redes sociales. Muchos españoles lo han aplaudido y le han felicitado, pero también se ha iniciado una campaña en su contra parecida a la que recibió la exconcursante de Operación Triunfo, Aitana Ocaña, por prestarse a anunciar ‘comida basura’, con muchas grasas saturadas, además de unas salsas industriales con muchos colorantes y conservantes.

La catalana eligió libremente ser protagonista de los anuncios de esta cadena de restaurantes, algo que no gustó a muchos españoles, que consideraron que no estaba siendo un buen ejemplo para los niños y niñas. Lo mismo sucede con Carbonero. Los críticos consideran que una persona que no es un ejemplo para los niños, no puede estar vinculada con una empresa cuyos valores nutricionales son -supuestamente- cuestionables.


Comparte