Secret Story
Secret Story
Comparte

Secret Story cruza todos los límites de la indecencia

Secret Story es otro de los reallities que podemos ver en Telecinco. Como es habitual en este tipo de programas, igual que sucede en Gran Hermano, La Isla de las Tentaciones, Supervivientes, etc, en este programa también hay líos, peleas, discusiones, rencores, insultos y, lo más grave, muchas denuncias de tongo. En cuanto a este último, los usuarios de redes sociales han detectado un presunto tongo. De ser verdad, es muy grave.

El tongo se habría producido durante la celebración de alguna de las pruebas. En este sentido, los espectadores consideran que Luca Onestini y Cristina Porta habrían hecho unas trampas incompatibles con las normas del programa y, por tanto, solicitan que se tomen medidas en su contra.

El origen de las críticas se dio el 14 de noviembre en la gala que tiene lugar los domingos y que presenta Jordi González. Una trampa tuvo lugar durante una prueba organizada por la organización que tenía el objetivo de repartir las esferas que había dejado la compañera Cynthia, la última expulsada.

Los participantes tenían que jugar a los bolos y derribar el mayor número posible. Solo podían utilizar una pelota. No se podían utilizar las manos o otra parte del cuerpo. Los ganadores serían los primeros en conseguirlo. El primero en lograrlo fue Luca Onestini, por lo que se quedó con una de las esferas.

El concursante italiano derribó seis bolos pero utilizó la frente para tumbar dos de ellos. La acción no estaba permitida y la dirección del programa no se percató en el mismo momento. Luego empezaron las críticas en redes sociales. Esta trampa provocó que se quedara la esfera de Cynthia.


Comparte