El cambio de camiseta de España contra República Checa
Guerra en la Selección - FOTO EUROPA PRESS
Comparte

Guerra interna en la Selección

En noviembre la Selección Española tiene una cita. Los mejores jugadores de España se unirán para competir bajo una misma camiseta, un mismo escudo y una misma bandera e intentarán, de nuevo, conseguir el Mundial de Qatar. El entrenador, Luis Enrique Martínez, todavía no ha facilitado la lista de los convocados y, según adelantan algunas fuentes, habrá polémica. El asturiano se estaría planteando llamar a dos veteranos que están acabados.

Estamos hablando del jugador del FC Barcelona y del futbolista del Paris Saint-Germain, Sergio Ramos. El catalán tiene 35 años y hace tiempo que dejó claro que se había retirado de la Selección. Con el Barça tampoco ha rendido a un gran nivel esta temporada y está muy lejos de su mejor nivel, cuando fue un líder de la zaga, junto a Carles Puyol. En cuanto al sevillano, todavía ha disputado menos partidos esta temporada por culpa de las lesiones y es un año mayor.

Los amiguismos o las presiones de la Real Federación Española de Fútbol (ya hemos visto que Luis Rubiales y Gerard Piqué son muy amigos) podrían estar detrás de esta hipotética decisión, que todavía no sabemos si es cierta o no. Además, de producirse, sería una golpe duro e injusto hacia los centrales más jóvenes que llevan años luchando para estar entre los convocados, como Pau Torres, Diego Llorente, Aymeric Laporte y Eric García.

Si la Federación Española quiere hacerles un homenaje, que se lo haga, pero no a través de su participación en un Mundial. No es habitual que Luis Enrique ceda a chantajes, pues es un hombre con mucho carácer. Es muy probable que otros veteranos y que fueron importantes en el pasado como Nacho Fernández y Dani Carvajal no acudan. Pues Piqué y Ramos tampoco. No es justo.