Este jugador se va del Sevilla FC
Este jugador se va del Sevilla FC
Comparte

El Sevilla FC renueva a su portero

El Sevilla confirmó este martes la ampliación del contrato por un año más del guardameta marroquí Yassine Bono, que ahora permanecerá en el conjunto sevillista hasta el 30 de junio de 2025.

El internacional llegó a Nervión en el verano de 2019 como cedido procedente del Girona, aunque en principio fue suplente del checo Tomas Vaclík hasta después del confinamiento por el coronavirus, aprovechando una lesión de su compañero. Su buen rendimiento provocó que el club sevillista ejecutase la opción de compra y desde entonces el guardameta africano se adueñó de la portería. De momento, ha disputado 99 partidos con el Sevilla, 65 de LaLiga Santander, ocho de la Copa del Rey, 11 de Liga de Campeones, 14 de la Liga Europa y uno de la Supercopa de Europa, con más de la mitad dejando la portería a cero (50).

“Estoy muy contento de poder seguir aquí y de seguir creciendo como portero, persona, jugador dentro del grupo y con el club, que sabemos que es muy ambicioso. En ningún momento hubo dificultad para renovar, pero estábamos jugando cosas importantes y estábamos focalizados en ello, pero nada más. Desde mi parte y desde el club nada fue complicado. Me siento muy feliz aquí y es un club ambicioso con ganas de seguir creciendo y de seguir logrando cosas importantes a las ya conseguidas. Eso te estimula y te hace sentir vivo”, señaló Bono a los medios oficiales del club.

El marroquí apuntó que el Sevilla “te hace entender que es un club de rendimiento”. “No sólo pasa por ser buen jugador, sino por rendir bien. Cuando entiendes eso te obligas a sacar tu mejor versión, a mí me permite seguir mejorando y me exige, y eso es importante para mí”, subrayó.

“Llegamos al último tramo y el equipo está preparado. Le gusta afrontar situaciones difíciles y a la vez bonitas, iremos compitiendo partido a partido para mejorar lo que se hizo en temporadas anteriores”, prosiguió el portero sevillista, que no lleva “la cuenta” de sus goles encajados porque intenta “disfrutar en cada momento” que está en el campo.

De todos modos, le ilusiona ser “el menos goleado”. “Quiero ir a por ese objetivo, pero realmente no me obsesiona. Pienso en disfrutar en cada entrenamiento y en cada partido”, remarcó Bono, feliz de haber recalado “a un lugar ambicioso, exigente y bonito como el Sevilla”.

“Al principio cuesta, no es fácil, pero es algo que desde el principio que supe que podía venir aquí me estimuló mucho y me generó una energía escondida que aquí podía nacer. El otro día en el homenaje de Unzué vi que ponían el número de partidos de varios porteros grandes que pasaron por aquí y la verdad que te hace ilusión aparecer ahí, que pase el tiempo y que digan que Bono estuvo aquí mucho tiempo”, celebró el internacional.

“Marko y yo tenemos muy buena relación, no sólo para que el equipo lo vea, sino también en el fondo. Somos porteros a la altura de este Sevilla, cuando tienes nivel para defender tu estatus no hace falta ser de una forma u otra sino que confías en lo que tienes y trabajas, por eso tenemos una muy buena relación. Solo puedo decir cosas buenas de él. Siempre me ayuda, me apoya y eso no es algo fácil porque es un portero muy bueno a la altura de este Sevilla”, sentenció sobre su competencia con Dimitrovic.