La limpieza por ozono para los vehículos es una práctica que se ha venido realizando desde hace ya unos cuantos años ya que ofrece excelentes resultados para eliminar la presencia de bacterias, virus y hongos, así como químicos, malos olores y sustancias que pudiesen ser perjudiciales para la salud en general.

Con la aparición de la covid-19, esta práctica se ha vuelto cada vez más popular entre las personas, sin embargo, aunque parece ser la “ideal” para la desinfección, surgen otros planteamientos donde nos cuestionamos si este tipo de limpieza es efectivo para eliminar los diferentes gérmenes en el coche.

Primero, ¿qué es la limpieza con ozono?

De antemano hay que aclarar que el ozono utilizado para la limpieza no es el mismo que se encuentra en el ambiente de manera natural. Este tipo de ozono posee una acción oxidante muy potente que puede atacar la capa protectora de los gérmenes.

Este tipo de ozono es generado superficialmente mediante la generación de tensión eléctrica alta, lo que permite además que sea en gas o en líquido. Además, no posee ningún tipo de color u olor por lo que no es necesario preocuparse por rociar aromatizante posterior a la limpieza o cualquier otro tipo de ambientador.

¿Es efectivo o no?

Bien, ahora que ya sabemos de qué se trata este tipo de proceso de desinfección por ozono es el momento de hablar de su efectividad.

La realidad es que este producto ha demostrado ser muy eficaz para eliminar los gérmenes. Entre ellos se incluye también el coronavirus. De hecho se ha podido comprobar que su efectividad llega a ser inclusive mayor que la del cloro y cualquiera de sus derivados hasta 50 veces más que cualquier otro sistema de limpieza.

Lo mejor del tratamiento desinfectante por ozono para nuestros vehículos es que su mecanismo de acción es inmediato tras aplicarse y además de ello, no deja ningún tipo de residuo.

Tampoco hay que preocuparse por el hecho de que los materiales del coche se vean afectados por el ozono ya que este producto tiene la particularidad a diferencia de otros desinfectantes químicos, de no tener efectos secundarios degradantes en las superficies donde se aplica.

Al aplicar el tratamiento de desinfección por ozono no solo desinfectarás tu automóvil de covid-19 sino que además eliminarás cualquier otro agente patógeno que se encuentre presente en el interior del mismo. 

¿Cómo se realiza el tratamiento de desinfección por ozono?

Este se realiza mediante un ozonizador que no es más que una máquina que genera un gas de ozono. Una vez que el interior del vehículo se llene con el material, se cerrarán las puertas y ventanas y los profesionales se encargarán de dejar que actué por al menos 15 minutos cuya finalidad es asegurarse de que la erradicación de los virus, bacterias u hongos sea total y desaparezcan en el caso de que los hubiera.

Y como ya mencionamos con anterioridad, no tienes que preocuparte por olores residuales dentro de tu vehículo a causa del ozono ya que la concentración que utilizan para la desinfección suele ser muy baja.

¡¡