La copa menstrual es una herramienta muy innovadora que permite a las mujeres tener más tranquilidad durante la menstruación.

Su uso es tan sencillo que muchas mujeres han decidido dejar de lado las tradicionales compresas o tampones para darle una oportunidad a la copa menstrual.

Está fabricada con un material que se adapta de manera sencilla, por lo que introducirla en el cuerpo para que pueda proteger durante la menstruación es fácil.

Utilizar este nuevo método para la higiene íntima durante la regla, ofrece diferentes ventajas además de poder usarla de manera confortable.

Evita generar más desechos que pueden perjudicar el medio ambiente y no notas que la llevas mientras la utilizas. Además, a diferencia de compresas y tampones que hay que tirar tras su uso, la copa menstrual, higienizándola de manera adecuada, se puede reutilizar por mucho tiempo.

La copa menstrual puede usarse durante más tiempo que un tampón o compresa tradicional, ya que no absorbe sino que recoge el flujo. Es un nuevo sistema más fácil de usar en esos días donde la comodidad es más necesaria que nunca.

Copa menstrual duración

Uno de los grandes beneficios que hace que muchas mujeres piensen en utilizar la copa menstrual, es que se puede utilizar durante largo tiempo, hasta 10 años.

Lo único que hay que hacer es limpiarla de manera adecuada para que su vida útil se alargue tanto como esos diez años.

Para realizar una higiene adecuada de la copa menstrual, es necesario lavarla bien con agua hirviendo. De esta manera logramos que se mantenga bien esterilizada para el siguiente uso.

Tras sacarla del agua, debe dejarse que se seque. Y una vez que se acaba con todo este proceso, la copa menstrual estará en condiciones para ser utilizada de nuevo en la próxima menstruación.

La gran calidad del material con la que está fabricada, junto con el hecho de que tiene un mantenimiento sencillo, hace que la copa menstrual pueda durar por largo tiempo. Permitiendo que te olvides de tener que estar comprando cada mes tampones o compresas.

Durante cuánto tiempo se puede usar la copa menstrual

La copa menstrual está fabricada con un material que se maneja de manera sencilla, de esta manera es posible introducirla dentro del cuerpo sin causar ningún tipo de daño.

Una vez que está dentro bien posicionada, la copa menstrual recupera su forma para adaptarse y que quede bien sujeta durante todo el tiempo que se utilice.

La silicona médica con la que está hecha la copa, es respetuosa con el pH de la vagina por lo que no provoca ningún tipo de alergia.

Y tan solo con lavarla con agua hirviendo para esterilizarla de manera correcta, podremos utilizar esta herramienta durante más o menos 10 años.

Esto permite ahorrar en la compra de tampones y compresas que, a la larga, puede resultar bastante dinero.

Cambiando la copa menstrual cada diez años, disfrutarás de una herramienta innovadora. Con menos gasto, cómoda de llevar y que te permite la libertad de ir a cualquier parte incluso en esos días en los que tengas una menstruación mucho más abundante.

¿Es seguro usar una copa menstrual mucho tiempo?

Es una pregunta que se hacen muchas personas. Y es que la copa menstrual es una herramienta que se manipula con las manos y se introduce dentro del cuerpo. Esto hace que sea muy necesario un correcto mantenimiento.

Según expertos, la copa menstrual puede recoger más flujo del que suelen absorber los métodos más convencionales, como tampones o compresas, lo que aporta la posibilidad de poder utilizarla durante más tiempo seguido. Unas 12 horas de manera aproximada.

Tras ese intervalo hay que sacarla, vaciarla y lavarla bien con agua para poder volver a introducirla y que siga cumpliendo con su función.

Una vez que se ha terminado el período de menstruación es cuando hay que lavarla bien con agua hirviendo para mantenerla higienizada y esterilizada.

Si se siguen al pie de la letra estas instrucciones, la copa menstrual puede durar hasta 10 años sin ningún tipo de problema.

La copa menstrual es una herramienta muy útil y práctica durante los días que dura la regla. Aporta diferentes ventajas como ser más ecológica, fácil de usar y económica porque se puede reutilizar una y otra vez siguiendo las instrucciones de limpieza de manera rigurosa.

Así que, la copa menstrual es un instrumento de higiene íntima seguro, fabricado con un material flexible como la silicona médica que permite manipularla de manera sencilla y cuyo uso resulta mucho más cómodo e higiénico.