Tamara Falcó explica detalles sobre la boda de su primo - FOTO EUROPA PRESS
Tamara Falcó explica detalles sobre la boda de su primo - FOTO EUROPA PRESS
Comparte

Tamara Falcó explica todos los secretos

Después de haber logrado esquivar a la prensa durante la exclusiva boda de su primo Álvaro Falcó e Isabelle Junot, Tamara Falcó reaparece públicamente para la presentación de la primera colección de su firma TFP de la mano de Pedro del Hierro. Con la simpatía y la naturalidad que le caracteriza, Tamara nos ha confesado que no esquivó a la prensa durante la boda del pasado sábado, sino que su primo Álvaro lo tenía todo planeado para que estuviera lo más cómoda posible: “No lo hice a propósito, pero mi primo me lo tenía todo organizado desde hacía meses y resulta que el Palacio de Mirabel está conectado con el Parador que era el antiguo convento. Pasaba directamente por dentro, yo llegué el viernes e íbamos directamente de un sitio a otro, era muy práctico porque además hacía frío”.


Aunque fue una de las invitadas más buscadas de la celebración, la hija de Isabel Preysler ha confirmado cuál fue el momento más especial para ella más allá del vestuario de los novios o de los asistentes: “Lo importante es lo maravilloso que fue ver a mi primo y a Isa prometerse amor entorno, eso fue precioso”.


Situada en el punto de mira por un vídeo que su pareja Íñigo Onieva subió a Instagram sobre el gran día y que minutos más tarde tuvo que borrar para preservar la exclusiva de la boda, Tamara nos ha confesado entre risas: “Él no sabe mucho lo de las exclusivas, evidentemente no lo hizo con ninguna mala intención y creo que no lo sabía. Yo sé que recibió un mensaje de mi primo pero todo esto es nuevo para él y ni si quiera entendió”. Haciendo gala de su sinceridad, Tamara incluso confiesa que no avisó a su pareja de que no se podían publicar fotos ni vídeos sobre la boda: “Hay muchas cosas detrás que para mí resultan totalmente normales que para él no tanto”. Feliz de que su pareja haya encajado a la perfección en su familia, la hija de Isabel Preysler no descarta una boda futura con Íñigo: “De una boda sale otra, quién sabe”.


Cansada de todas las especulaciones que se están haciendo sobre su pareja y los rumores de infidelidad que rodean al empresario, Tamara deja claro: “Jamás he sentido una falta de respeto hacia mí. Es algo a lo que ya estamos acostumbrados, no deja de ser dañino porque es injusto pero, a día de hoy, no se ha visto nada” además añade que nunca le pediría que cambie su actitud por las críticas: “Es una persona súper alegre y no voy a limitarle porque haya personas criticándole y creo que sería injusto por mi”.


Siempre muy cercana y cariñosa con ‘tío Julio’, Tamara también ha hablado sobre el estado de salud del cantante asegurando que se encuentra bien aunque con los achaques normales de su edad: “Es verdad que tío Julio a los veinte sufrió un accidente muy fuerte y cuando te vas haciendo mayor, todas esas lesiones pueden tener consecuencias. Que yo sepa, algo en concreto, nada. Yo creo que está perfectamente”.