Menorca forma parte de las Islas Baleares españolas. Este grupo de islas es famoso por su belleza natural y su cálido clima mediterráneo, y a Menorca no le falta de nada.

Menorca tiene un gran interés histórico y cultural y es una opción popular de vacaciones en la playa, generalmente para parejas y familias que desean un descanso tranquilo.

¿Como llegar?

La forma más habitual de viajar a Menorca es, con mucho, el avión hasta su aeropuerto internacional. Los vuelos llegan al aeropuerto en diferentes días de la semana desde toda Europa.

La única otra forma de llegar a Menorca es en ferry. Este puede ser desde las otras Islas Baleares o desde un puerto peninsular español como Barcelona.

Elección de centros turísticos y alojamiento

La mayoría de las personas que pasan sus vacaciones en Menorca se alojan en los populares complejos turísticos del sur de la isla.

Cala en Porter y Son Bou-San Jaime son dos de los centros turísticos más populares, con hermosas playas y una amplia gama de opciones de alojamiento. Si busca unas vacaciones más extravagantes con servicios de alta calidad y hoteles exclusivos, alójese en la costa norte de Menorca.

Si estás interesado en este tipo de vacaciones, consulta los alojamientos de Fornells y S’Arenal d’en Castell. La parte norte de la isla tiene una costa más accidentada y una belleza natural.

La historia y la cultura de la zona

Menorca fue bautizada por los romanos y se traduce como «pequeña». Sin embargo, hay pruebas que indican que ya había gente viviendo en la isla antes de esa época.

La cultura de la isla se ha formado en gran medida a partir de sus numerosos ocupantes. En un momento u otro, Menorca fue gobernada e influenciada por los moros y los árabes, los visigodos, los catalanes, los españoles de Aragón y los británicos.

Lugares de interés y atracciones de Menorca

La historia y la cultura de Menorca se pueden sentir paseando por las calles de Mahón.  Su puerto natural es muy impresionante y mundialmente conocido por su tamaño.

Los edificios de la ciudad son muy antiguos y guardan una gran historia. El Arco de San Roque son los restos de la antigua muralla y es el elemento más antiguo de la ciudad.

Toda la isla está llena de belleza y cultura, por lo que una visita a cualquiera de las ciudades no decepcionará.

De compras en Menorca

Al ser una isla pequeña, son principalmente los mercados y los artesanos locales los que atraen a los compradores. Venden productos de cuero y cerámica que son únicos y de gran valor.

Mahón es la principal zona de compras y muchas de las tiendas abren hasta tarde debido al cierre de la siesta.

Comer y beber

A pesar de que hay una gran variedad de restaurantes en toda la isla, los precios pueden ser elevados y el menú suele ser limitado.

 Además, puede ser difícil adaptarse a los horarios de comida tardíos, a partir de las 20:00 horas. Un buen consejo es comer en un lugar concurrido por los lugareños, ya que la comida será mucho más económica.